Villablino pierde su parada de autobús en el nuevo mapa de rutas interautonómico propuesto por el Ministerio de Transportes

Cuarenta municipios de la provincia de León perderán parada, entre ellos Villablino, uno de los afectados por la medida que más población tiene junto a Valverde de la Virgen

Agencia Ical. En el nuevo mapa de rutas de autobús interautonómico, propuesto por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, León será la provincia más castigada en cuanto a número de población, ya que en los 40 municipios que perderán parada, entre ellos Villablino, viven 54.922 personas. Ávila y Burgos, por su parte, son las provincias con más municipios afectados.

En total, el número de pueblos afectados por esta reestructuración de las concesiones de autobús en Castilla y León son 346, con una población de 213.436 personas, si bien los viajeros que las utilizaron en 2019 fueron 92.078. Según el documento del Ministerio, se trata de municipios “con muy poca población o que presentan una demanda de viajeros entre comunidades autónomas muy exigua”.

En León desaparecerán las paradas interautonómicas de Almanza, Boca de Huérgano, Boñar, Castrotierra de Valmadrigal, Cebanico, Cistierna, Crémenes, Cubillas de Rueda, Gordaliza del Pino, Izagre, Mansilla Mayor, Matallana de Torío, Matanza, Oseja de Sajambre, Palacios del Sil, Riaño, La Robla, Sabero, Sahagún, Santa Cristina de Valmadrigal, Santa María del Páramo, Santas Martas, Toral de los Vados, Toreno, Valdefresno, Valdepiélago, Valdepolo, Valderrueda, Vallecillo, Valverde de la Virgen, Valverde-Enrique, La Vecilla, Vega de Valcarce, Vegaquemada, Villablino, Villadangos del Páramo, Villamanín, Villamoratiel de las Matas, Villasabariego y Villaturiel.

Esta eliminación de paradas tiene que ver con los nuevos criterios que establece el Ministerio para la reestructuración del transporte, como son la inclusión exclusivamente de los tráficos interautonómicos (ahora alguna de estas rutas se utilizaban para unir localidades cercanas de la Comunidad), de las paradas con una demanda superior a 500 viajeros anuales (2.000 en el caso de las áreas metropolitanas) y establecer como paradas a demanda aquellas que tengan entre 500 y 1.000 viajeros anuales.

Según el Ministerio de Transportes, este nuevo mapa concesional persigue contribuir a «solucionar las necesidades de movilidad de los ciudadanos», proporcionar «la mayor conectividad posible», permitir «obtener una mayor eficiencia en el gasto público» y garantizar la rentabilidad de las líneas para los operadores de transporte.

El diseño surge de un análisis de la situación que ha revelado «múltiples disfuncionalidades» del sistema, entre las que cita la existencia de servicios de carácter regional y provincial que se prestan y de la constatación de que existe un incremento de la actividad económica en los entornos urbanos y, por lo tanto, una mayor movilidad y una menor actividad en las zonas rurales, «donde la población ha descendido y se ha envejecido».

La valoración del alcalde de Villablino

Mario Rivas, consideró este martes que la eliminación de paradas del nuevo mapa de rutas de autobús “fomenta la despoblación de lo que algunos llaman la España vaciada”. Para el alcalde esta decisión “va en perjuicio de los que quieren asentarse y vivir de manera estable” en un municipio como Villablino, ya que “no favorece para nada el poder estar formándote fuera y viviendo en él, ni comenzar la vida laboral”.

Por este motivo, el regidor advirtió que el Consistorio “seguirá por el camino de la reivindicación” para “no ser olvidados” ante decisiones que “no se centran en mantener población”. “Seguiremos pidiendo a quien corresponda que se apoye este tipo de transporte y que sea prioritario y que si hay que hacer algún tipo de restricción no afecte siempre a estas zonas”, concluyó Rivas.

Print Friendly, PDF & Email