Fue el pasado mes de febrero cuando el pleno de la Corporación Municipal aprobó, por unanimidad, el expediente de arrendamiento de las instalaciones del matadero municipal que forman parte del inmueble situado en el polígono industrial de Villablino. Sin embargo la convocatoria de licitación no se ha hecho efectiva hasta la publicación de la misma en el último Boletín Oficial de la Provincia en el que se recogen las condiciones del arrendamiento.

La entidad adjudicadora es, por tanto, el propio Ayuntamiento de Villablino con un contrato de alquiler de máxima duración de 10 años -prorrogables a 20 años-. Los criterios de adjudicación serán las inversiones a realizar en las instalaciones y el mobiliario y también la mejor oferta económica sobre el precio de arrendamiento.

El precio base de arrendamiento es de 7.031 euros mensuales -IVA no incluido- si bien es cierto que, tal y como anunció el alcalde Mario Rivas, la cantidad se podría reducir con las bonificaciones por empleo, servicio de urgencia y prestación del servicio. Un importe que aún se rebajaría más en función de las inversiones que se lleven a cabo en las instalaciones. Las ofertas deberán ser presentadas -hasta el día 8 de octubre- en sobre cerrado en el registro del Ayuntamiento de Villablino de 09:00 horas a 15:00 horas.

Aún sin haberse publicado la licitación de forma oficial varias empresas ya se habían interesado, antes del mes de abril, en conocer, de primera mano, el estado de las instalaciones por lo que el propio regidor ya avanzó que espera que el matadero pueda estar operativo alrededor del mes de noviembre. 

Hay que recordar que el inmueble ha atravesado por diferentes procesos, desde su desafectación hasta que la anterior empresa concesionaria llegara a adeudar 200.000 euros al no estar al corriente de pago con Seguridad Social y Hacienda y rescindirse el contrato con la misma por incumplimiento de obligaciones.