El carbón siempre ha sido esa insignia que ha caracterizado a la comarca de Laciana. Pero más allá de este mineral, las rocas de todo el municipio han ido constituyendo, desde hace cientos de millones de años, el carácter geológico de la zona dándole una forma muy particular con paisajes abruptos dominados por grandes cimas en cuyas faldas albergan lagunas, brañas y leyendas. 

Precisamente, para desentrañar las claves que esconden estas rocas desde el aula geológica de Robles de Laciana se han puesto en marcha sus primeras jornadas de geología donde expertos del IGME -Instituto Geológico y Minero de España- descifrarán la historia geológica de la comarca donde el carbón tiene mucho que decir, pero no solo él. Cobrarán protagonismo los valles glaciares, “bonitos desde el punto de vista paisajístico pero también desde la perspectiva geológica”, tal y como ha señalado Ángela Suárez -IGME-, una de las expertas que está participando en estas jornadas. 

Pero el paseo por el pasado geológico de la comarca también hará una parada en las rocas del Paleozoico muy presentes en la zona. Su formación aporta muchos datos ya que, según Suárez, “son como un libro, nos cuentan su historia”. Y sin olvidarse del carbón, las jornadas analizarán los pórfidos de ‘El Feixolín’, además de estudiar la geomorfología del entorno de esta explotación.

Las jornadas, sin duda, pondrán en relieve que Laciana es una cuenca minera por excelencia pero que a nivel geológico tiene un rico patrimonio y mucho que aportar. Y ese es el objetivo que precisamente se han marcado desde la organización de este evento: poner en valor la riqueza geológica que posee la zona, de la mejor de las formas, a través de unas jornadas en las que están participando 43 alumnos de diferentes puntos de España -Cataluña, Extremadura, Madrid, Asturias o Galicia-.

El contenido de las jornadas

La programación del evento comenzó hoy con las conferencias ‘El IGME y la sociedad’, ‘La geología del sector oriental de Laciana’ y ‘El patrimonio geológico de las comarcas de Cuatro Valles’. Mañana, 4 de julio, se llevará a cabo una charla sobre ‘Rocas, formaciones geológicas y estructura del Paleozoico’ con salida al campo a Vega de Viejos y las lagunas de la Mata. Ya el miércoles 5 de julio la ponencia versará sobre ‘Rocas ígneas en la cuenca carbonífera de Villablino: los pórfidos de El Feixolín’, ‘Geomorfología en el entorno de El Feixolín’ y ‘Una visión general de las cuencas carboníferas leonesas a través de su flora fósil’. La salida al campo, esta vez, será en esta explotación a cielo abierto. El último día de las jornadas, jueves 6 de julio, la conferencia tratará sobre ‘Sistemas de información geográfica y cartografía digital; ejemplos de aplicaciones prácticas’ y ‘Geomorfología glaciar y gravitacional’. La última salida al campo se realizará en el entorno de Robles de Laciana y Villaseca.

Un sueño: el aula geológica de Robles de Laciana

Ya se ha cumplido un año desde aquel 21 de mayo de 2016 en el que cuatro lacianiegos inauguraron el aula geológica de Robles de Laciana; epicentro de estas jornadas y que da cabida a centenares de fósiles y minerales y exposiciones itinerantes. Y eran cuatro paisanos de Laciana -Poli Fernández, Rafael Roy, José Gatón y Roberto López-  con un sueño en común: que este centro fuese una realidad. Hoy lo es así como también lo son sus primeras jornadas. Un evento que no sería posible sin la implicación de instituciones públicas como la Diputación de León o el Instituto Leonés de Cultura, las empresas hosteleras del municipio, además de las asociaciones -Cuatro Valles y Amigos de Sierra Pambley- y los ayuntamientos de Villablino, Murias de Paredes, Cabrillanes y San Emiliano.

Al acto inaugural de las jornadas acudió el alcalde Mario Rivas acompañado por la presidenta de Cuatro Valles, Carmen Mallo -a la vez alcaldesa de Murias de Paredes-, y por el vicepresidente de la Diputación provincial para El Bierzo, Ángel Calvo. Los representantes institucionales alabaron la labor emprendida por estos tres lacianiegos implicados con una comarca cuya belleza, según palabras del propio Ángel Calvo, ha de ser lo más parecido al paraíso.

Acto inaugural de las jornadas