‘De osos y colmenas’ es el sello distintivo del proyecto que Nila Quindós, Alejandro Rodríguez y Ramiro Martínez iniciaron, aproximadamente, hace 3 años en plena montaña del Valle de Laciana.

Sus 50 colmenas se ubican en pleno corazón de la Reserva de la Biosfera de esta comarca, concretamente, en Sosas. A través de la apicultura ecológica obtienen productos como la miel, la cera o los propóleos, siempre desde un aprovechamiento racional de la naturaleza, tal y como ellos mismos reconocen.

Y precisamente, uno de sus productos, en concreto, la miel ecológica de montaña, ha sido galardonada con el segundo puesto en la variedad de mieles oscuras a nivel nacional. El concurso se enmarcó dentro de las V Jornadas Apícolas de la Asociación Española de Apicultores 2017 en Azuqueca de Henares (Guadalajara).

Este tipo de miel se caracteriza por una tonalidad ámbar oscuro, aromas a bosque húmedo y frutos secos y gusto dulce, con el componente amargo propio del brezo. Además es rica en propiedades antioxidantes y procede principalmente de las libaciones de las abejas sobre mielatos de robledal, acompañada de néctar de flores de brezales y ambientes rocosos.

Pero no es la única miel que desde ‘De osos y colmenas’ comercializan sino que también fabrican la miel ecológica multifloral (densa y con gran fuerza aromática) que nace de una combinación de la floración temprana en prados, piornales y plantas de hábitats rocosos.

La miel de calluna es la tercera variedad que elaboran desde esta empresa. Debido a su consistencia, es una miel de muy difícil y laboriosa extracción aunque posee un mayor contenido en minerales y oligoelementos.

Aparte, estos tres apicultores también producen otros productos como la tintura de propóleos o la pomada de própolis.

En definitiva, este proyecto es un ejemplo de que es posible crear oportunidades de trabajo en el mundo rural, a la vez que se contribuye a la protección de los espacios naturales.

Es por ello que los enjambres y sistemas de producción que utilizan se rigen por los más modernos imperativos de la apicultura ecológica y son las propias abejas las que liban de una gran variedad de flora de montaña, abundante en escobas, cerezos, serbales, brezos, zarzas, arándanos, robledales, brecina…

Otros reconocimientos

No es la primera vez que ‘De osos y colmenas’ se alza con un distintivo de este tipo.

Fue en mayo del pasado año cuando obtuvieron el reconocimiento a la mejor miel de León en la segunda edición del concurso de mieles organizado por la Universidad de Léon y la empresa Uruzapa.

Además la miel ecológica multifloral que elaboran desde esta empresa, fue una de las recomendadas, el año pasado, por la página web  https://mieladictos.com/ en la que expertos catadores hicieron sus valoraciones sobre mieles de flores de España y Portugal.