Los facultativos del centro de salud de Villablino denuncian la ausencia de tres médicos de familia y un pediatra

Faltan por cubrir tres médicos de familia, en Villaseca, Caboalles de Arriba y Palacios del Sil. Su ausencia genera una carga adicional de más de 1.700 pacientes

Los facultativos del centro de salud de Villablino han emitido un comunicado en el que denuncian la «precaria situación» a la que se enfrentan debido a «la insuficiente cobertura en lo relativo al número de personal médico», hecho que, tal y como afirma el escrito, ha sido puesto en conocimiento, de forma tanto oral como escrita, en repetidas ocasiones, a la Gerencia de Atención Primaria del Bierzo.

Más concretamente, los facultativos sostienen que, de los doce médicos que conforman el equipo de dicho centro de salud, «faltan por cubrir tres médicos de familia, uno en Villaseca, otro en Caboalles de Arriba y un tercer médico en Palacios del Sil». Este último -matizan- se encuentra en situación de baja laboral «posiblemente de larga duración, lleva ya dos meses y a día de hoy aún no se ha cubierto su ausencia».

A esto se suma la circunstancia de que «falta un cuarto médico en la especialidad de Pediatría», de modo que «en vez de dos pediatras, solo hay uno y cuando éste falta, quienes asumimos la atención de los niños somos también los médicos de familia». Además, -continúa diciendo el escrito-, «todos los días sufrimos la ausencia de uno o dos médicos. Son aquellos que descansan tras cubrir 24 horas de trabajo en el servicio de Urgencias».

Por todo esto, los facultativos del centro de salud de Villablino confiesan estar atravesando una situación que catalogan de «estresante» que les está generando «agotamiento físico y psíquico, a pesar de que, con todo nuestro esfuerzo, entendemos, que los pacientes no están adecuadamente atendidos». En este sentido puntualizan que, la situación actual de la pandemia «con cambios en la organización de las agendas y del crecimiento de la presión asistencial, ha incrementado nuestra carga de trabajo».

La ausencia de los tres médicos de familia -insisten- «genera una carga adicional de más de 1.700 pacientes. Esta carga a mayores la tenemos que sobrellevar los siete médicos, casi la mitad, que quedamos en cada jornada laboral».

Los facultativos también señalan que la situación se verá agravada en el periodo estival, «en el que la Gerencia no pone sustitutos, de modo que como ha ocurrido en otros años no podremos coger la totalidad de las vacaciones».

Para concluir, afirman que, a día de hoy, «sin ninguna solución» por parte de la Gerencia de Atención Primaria del Bierzo, están «agotados y sumidos en el hartazgo» por lo que «lo ponemos en conocimiento de la opinión pública para que se nos comprenda, apoye y disculpe cuando no podemos atenderles a todos como se merecen». «Todos tenemos un límite y el nuestro ha sido sobrepasado por esta Gerencia hace tiempo», concluye diciendo el comunicado.

Print Friendly, PDF & Email