Ya en el año 2014 la antigua iglesia de Santa María, en Caboalles de Abajo, se quedó pequeña para inaugurar los trabajos de restauración que en la ermita se llevaron a cabo. Unas labores que fueron posibles gracias a la implicación de varios voluntarios de la pedanía -y gracias a la aportación económica de la propia Junta Vecinal- que sin duda embellecieron este templo que fue ejecutado, a tenor de diversas inscripciones que lo adornan, en varias fases, desde el último cuarto del XVI (1597 reza en su portada lateral) hasta el siglo XIX.

Ahora, las pinturas murales de la iglesia han sido objeto de restauración, durante todo el pasado verano, gracias a un convenio de colaboración entre el Instituto Leonés de Cultura y el Obispado de León aunque también la Junta Vecinal de Caboalles aportó parte del presupuesto. Los trabajos fueron posibles gracias a la solicitud que cursó la asociación de Iniciativas Culturales de Caboalles de Abajo -INCULCA-, además de la implicación de la alcaldesa pedánea María Teresa Martínez, el sacerdote Bruno Cuadrado y el apoyo de los propios vecinos. Y precisamente, para ensalzar la reparación de las pinturas se ha celebrado, en el propio templo, un pequeño acto de inauguración.

Las tareas de remodelación consistieron en, tal y como ha explicado José Luis González, restaurador de obras de arte al frente de estos trabajos en el templo, “fijar los estratos de mortero y de película pictórica, para después llevar a cabo la limpieza del mural. Posteriormente se efectuaron dos o tres tratamientos de restauración para rehacer algunos morteros que faltaban y proceder a la reintegración pictórica de los mismos”.

Y es que estas pinturas se descubrieron tras la retirada del retablo y en ellas se representa la Anunciación por el Ángel a María -incluso avalada por una inscripción pintada en su base-. Son  murales de 4’20 metros de anchura -y una altura similar- que sigue la traza del antiguo retablo y su cronología debe corresponderse con la de las primeras fases del templo -finales del XVI o primeros del XVII-.

En los últimos años, la antigua iglesia de Santa María -de una sola nave con dos capillas laterales- ha acogido diversos actos culturales como conciertos, exposiciones de pintura o representaciones teatrales.