Las estaciones de esquí de la provincia de León, San Isidro y Valle de Laciana-Leitariegos,  ambas dependientes de la Diputación Provincial, mantienen una superficie esquiable de ocho kilómetros entre los dos complejos invernales durante los días del puente de la Constitución y la Inmaculada.

En el complejo invernal de Leitariegos hay habilitados dos de los ocho kilómetros con los que cuenta la estación, en este caso repartidos en cinco de las trece pistas y con el funcionamiento de ocho remontes. Los espesores son de entre diez y veinte centímetros de nieve polvo, y unas condiciones meteorológicas favorables para la práctica de los deportes invernales.

La estación de San Isidro mantiene los ocho kilómetros de superficie esquiable con los que inauguró la temporada invernal el pasado domingo, repartidos en diez pistas, en las que hay habilitadas un total de ocho remontes. Los espesores de la nieve oscilan entre los veinte y los cuarenta centímetros de nieve polvo-dura, y en la jornada de hoy reina el sol y temperaturas agradables.