El presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, ha entregado este miércoles a los portavoces de los grupos políticos el borrador de los Presupuestos Generales de la institución provincial para el año 2018 que contará con un montante inicial de 134.470.201 euros. Esta cifra supone un incremento del 0,32%, es decir, algo más de 432.000 euros.

“Es un presupuesto inversor, social y generador de empleo ya que incrementa en más de un 50% las inversiones reales en los pueblos de nuestra provincia con el objetivo de seguir esa senda de mejora de la calidad de vida de los habitantes del mundo rural de la provincia que venimos desarrollando desde el año 2015”, enfatizó Martínez Majo.

El capítulo de inversiones reales se dispara un 52% y superarán los 21,6 millones de euros, una cuantía que supone que los municipios menores de 20.000 habitantes recibirán casi 7,5 millones de euros más que en el ejercicio 2017.

Este presupuesto incorpora, por primera vez, la cuantía total de nuevo servicio, el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (Sepeis) de la Diputación, al que se destina poco más de 9 millones de euros que permitirán la ejecución de las inversiones para la construcción de los parques, así como la adquisición de vehículos y el material necesario para su puesta en marcha.

El Plan de Cooperación Municipal “seguirá siendo una de las piedras angulares de la inversión de la Diputación en los pueblos de la provincia” con una dotación similar a la del presente ejercicio con 16,3 millones de euros. En total, la Diputación destinará a transferencias de capital, actuaciones, también, directamente en los municipios, más de 20,4 millones de euros, lo que supone un incremento de casi 350.000 euros.

El presupuesto mejora su marcado “carácter social” ya que registra un incremento de 800.000 euros gracias a que se ha incrementado la cuantía del Acuerdo Marco de Servicios Sociales.

Se registra un incremento del 7% de las transferencias corrientes (1 millón de euros) hasta los 15,4 millones que se destinan directamente a los ayuntamientos de la provincia. Este incremento se produce debido a la mejora del acuerdo marco de Servicios Sociales y a la incorporación de fondos procedentes de la Unión Europea para los programas aprobados que lidera y cofinancia la institución provincial

Los presupuestos de 2018 “apuestan por la generación de empleo” con un incremento de 500.000 euros de la partida destinada al Plan de Empleo que pasa de 2,5 millones de euros del presente ejercicio a los 3 millones de euros previstos en 2018. Por su parte, el Plan de Emprendedores mantiene la cuantía prevista, aunque, al igual que ocurrió este año, “se implementará lo que sea necesario si existe la demanda suficiente”.

Las cuentas de 2018 mantendrán la austeridad en el gasto corriente con un descenso de más de 230.000 euros hasta, partida a la que se destinarán 31,014 millones de euros.

El capítulo de personal seguirá manteniendo el nivel de gasto del presente ejercicio con una cuantía prevista de 42,3 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,68% respecto a 2017. Este crecimiento responde a la previsión de incremento salarial para los funcionarios previsto en los Presupuestos Generales del Estado.

Deuda cero

Este incremento significativo de las inversiones reales y de las transferencias permite a la Diputación de León destinar 8 millones de euros más a la mejora de las infraestructuras, a crear más empleo, a mejorar la calidad de vida de los habitantes de nuestros pueblos, señalan desde la institución.

“Este importante incremento de las inversiones es posible porque hemos amortizado este año 30 millones de euros de deuda y en 2018 vamos a conseguir deuda cero”, remarcó el presidente de la Diputación, quien indicó, “tal y como me comprometí en el Pleno, la cuantía que destinábamos a pagar deuda e intereses (más de 8 millones en 2017) se iba a destinar, directamente, a inversiones en los pueblos”.

La Diputación de León sólo tiene pendiente de amortización un préstamo por una cuantía de algo más de 2,3 millones de euros cuyo pago se finalizará en septiembre de este año por lo que cerrará el ejercicio con deuda cero.

Remanentes en marzo

Juan Martínez Majo también incidió durante la presentación del borrador a los grupos de la oposición que estos presupuestos “no serán los definitivos” porque “a finales de febrero o comienzos de marzo se incorporarán los remanentes pendientes”.

Esta cuantía, cuyo montante todavía no se ha valorado, supondrá un “esfuerzo adicional importante” de la Diputación de León para acometer nuevas inversiones “en los pueblos de la provincia” y en la mejora de la red provincial de carreteras.