Num: 1215 | Sábado 4 de abril de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

ÚLTIMOS DATOS SOBRE CORONAVIRUS (COVID-19) EN CASTILLA Y LEÓN

POSITIVOS
8332
FALLECIDOS
847
ALTAS
2331


Teléfono de atención 900 222 000

MÁS INFORMACIÓN

Eduardo Morán: “La Junta nunca se ha implicado con León como lo ha hecho con otras provincias que no quiero enumerar”

El presidente de la Diputación de León, que cumple 100 de mandato, cree que el gobierno autonómico asumirá las competencias impropias y se implicará en el servicio de bomberos

Los días empiezan muy temprano para un presidente de la Diputación que amanece en la comarca berciana para ejercer su labor desde León, en toda la provincia y no en pocas ocasiones con desplazamientos a Madrid para asistir a reuniones de trabajo. Orgulloso de ser político de pueblo, el también alcalde de Camponaraya, Eduardo Morán (Magaz de Abajo, 1963) se muestra decidido a revitalizar la provincia, de forma que la vuelta del PSOE a la institución después de 24 años deje una huella permanente en el medio rural. Ha dicho que el mayor ‘marrón’ que se han encontrado es la deuda del consorcio de recogida de residuos, Gersul. ¿Para cuándo la decisión para hacerle frente ? Necesitamos al menos seis u ocho meses, pero hemos dado pasos importantes. Hay reclamaciones en proceso judicial, de en torno a nueve millones, que sumados a los casi 25 alcanzan los 34, pero tenemos más o menos centrado cómo vamos a resolver el pago. Hemos empezado a recaudar, que era lo importante, vamos a ver si podemos recuperar recibos anteriores a 2014 que pudiesen no haber prescrito por estar reclamados y poniendo al día el cobro. Vamos a ver cómo podemos poner en marcha un crédito con una entidad bancaria, afrontar la deuda con el consorcio y poner al día la tarifa, porque la tasa es deficitaria en algo más de dos millones al año. Vamos a ver cómo podemos resolver un primer pago con la entidad bancaria a un periodo largo de amortización para que la subida sea lo más accesible posible. Por acción o por omisión y al margen de Gersul, ¿Qué le reprocha a sus antecesores? Creo que en Gersul ha habido un poco de dejadez y en otros casos también por parte del anterior equipo de gobierno. No ya reprochar nada a tres meses que llevamos gobernando nosotros en la Diputación, pero sí me ha sorprendido que en algunas cuestiones de calado importante para esta casa no se hayan tomado decisiones. El presupuesto de 2019, el primero con ‘deuda cero’, alcanzó los 132,4 millones. ¿El próximo presentará alguna novedad relevante tanto en cifras como en actuaciones? Todavía estamos trabajando en ello; seguramente no coincidirán las partidas más importantes. Es posible que haya cambios. Nosotros hemos hecho una apuesta importante para que llegue Internet a los pueblos de la provincia, no podemos hacerlos solo nosotros pero vamos a hacer un esfuerzo importante para que se vea el compromiso de este equipo de gobierno de la Diputación con el mundo rural. ¿Cree que hay cosas que se deben y pueden cambiar del funcionamiento interno de la institución? Creo que hay cosas que hay que cambiar y que vamos a cambiar. Tenemos que hacer una administración mucho más ágil, que le ayude a resolver los problemas a los ayuntamientos. Estamos ahora con la administración electrónica, que nos puede agilizar y poner en el camino que queremos para modernizar la cuestión, pero sobre todo tenemos que ser más ágiles. Nuestra mesa de contratación en este mandato va a ser mucho más ágil porque habrá menos componentes y lo que necesitamos es que Intervención, Secretaría y el técnico del área resuelvan cada contrato o cada proceso de licitación. Creo que iremos avanzando en modernización y en proximidad. El Instituto Leonés de Cultura cumple 25 años en este 2019. ¿Ve necesaria una puesta al día de sus cometidos o de la gestión de los mismos? Creo que hay que darle una vuelta. Considero que la cultura es una pata importante del futuro de esta provincia, pero hay que modernizar en cuanto a las competencias o cometidos del ILC, hay que promocionar nuestra cultura, proteger nuestro patrimonio y hay que hacerlo llegar a todo el mundo rural. Creo que hay que darle una vuelta y hay que actualizarlo. Anuncia para pronto un proyecto para el yacimiento arqueológico de Lancia… ¿Puede avanzar algo al respecto? Lancia es uno de los objetivos importantes pero sin dejar de la mano otro mucho patrimonio de la provincia, que afortunadamente es mucho. Tenemos algunos trabajos hechos, pero todavía no están finalizados, pero vamos a avanzar y de aquí a finales de año espero que podamos tener ya un calendario de las grandes actuaciones en la provincia en patrimonio e intentaremos llegar a ayudas del 1,5 por ciento cultural del Ministerio de Fomento porque creo que tenemos que hacer un esfuerzo para mantener nuestro patrimonio. Es una pata más de lo que tiene que ser nuestro potencial turístico en la provincia. Aparte de la digitalización que defiende como imprescindible. ¿Qué está en manos de su institución para retener o atraer población? Vamos a intentar apoyar cualquier iniciativa de emprendimiento que haya en el mundo rural. Hay ya un programa dentro de la casa pero también vamos a establecer una línea de ayudas pero también vamos a dinamizar el mundo rural a través de los Centros de Acción Social (Ceas) y a captar las necesidades reales de ese mundo rural. Vamos a dedicar una parte importante del presupuesto del área de Servicios Sociales a que los trabajadores de los Ceas, sobre todo los animadores, nos transmitan sus necesidades para poder actuar. ¿Qué harán para impulsar un turismo que combine lo cultural y patrimonial lo gastronómico, que atraiga visitantes a la provincia más allá de una excursión de horas? Hay que promocionar en conjunto el paquete de potencialidades que tenemos. Queremos que desde la ciudad de León, a la que llega mucha gente en el AVE, podamos hacerles llegar al resto del entorno paisajístico, cultural y patrimonial para que conozcan la provincia. En estos momentos el principal problema es que la gente viene, conoce León y regresa a su ciudad de origen. Vamos a hacer un esfuerzo en la promoción pero también estamos pensando en la posibilidad de habilitar transporte para que pueda llegar a determinados núcleos importantes, como puede ser la Cueva de Valporquero. Para lograr mejores resultados que en promociones o campañas precedentes ¿Es más cuestión de inversión o de ideas? Creo que en cualquier dinámica que lleva muchos años debe haber cambios. Lo que estamos haciendo ahora con el área de turismo es poner encima de la mesa una serie de ideas para transformarlas en los próximos presupuestos y llevarlas a cabo en 2020. A veces las cosas se hacen por inercia durante años y se quedan obsoletas y creo que en todas las áreas hay que hacer un cambio importante, pero en el área de turismo también. Creo que todo el potencial que tenemos lo tenemos que poner en valor allá donde haya gente dispuesta a venir a la provincia. ¿Qué se va a hacer para aprovechar el Xacobeo 2021 como escaparte de la provincia? Vamos a trabajar de inmediato porque el Xacobeo es un gran potencial como atractivo de turismo para la provincia. Dentro del Camino de Santiago me preocupa la mala señalización, la triplicidad que tenemos a veces y mantenerlo en condiciones e intentaremos en la medida de lo posible ofrecer formación a la gente de hostelería para que puedan atender en las mejores condiciones a la gente que llega, que en un 50 por ciento son personas que no hablan castellano y que debemos atenderles de forma que les quede el mejor gusto posible y vuelvan a conocer la provincia con más tiempo. ¿Ve posible un resurgir del aeropuerto y cree que el Consorcio tendrá apoyos para lograrlo?. ¿Quién tiene que implicarse y cómo? Creo que nos tenemos que implicar todos. Tenemos algunas ideas encima de la mesa para poder revitalizar el aeropuerto. La próxima semana tendremos una reunión con Air Nostrum para ver si podemos ampliar los vuelos de manera regular y creo que en 2020 podremos anticipar alguna propuesta definitiva para mejorar la actividad del aeropuerto. Estamos pensando en vuelos regulares dentro y fuera de la Península, incluso en alguno internacional. Francia podría sería un país para implantar un vuelo regular y estamos mirando las islas, sobre todo en periodos vacacionales; las Canarias pero también Baleares. Eso puede fraguar y tener viabilidad. También se lo ofrecemos a grandes empresas de paquetería y estamos pendiente de visitas y está una escuela que ahora mismo no tiene dónde hacer las prácticas. ¿Hay algún avance concreto para que se pueda hacer realidad la fusión de las estaciones de San Isidro y Fuentes de Invierno, tanto en lo administrativo como en lo físico Hemos hecho unas primeras gestiones formales. Llevamos tres meses gobernando. Vamos a trabajar en serio. Son servicios deficitarios que estamos asumiendo y creo que trabajando en conjunto, dando servicios comunes, se puede mejorar la situación. Hay que hacerle entender a Asturias que podemos compartir la línea eléctrica y la fibra óptica pero también hay que compartir los costes. Espero que frague y lleguemos a un entendimiento. Si no fuese posible, por la cerrazón del Principado, plantearíamos otro tipo de gestión mixta de nuestras propias estaciones, para darle más utilidad a esos espacios, no sólo durante el periodo de nieve sino durante todo el año. ¿En qué deben ir de la mano Diputación y Ayuntamiento de la capital? Hay infraestructuras muy importantes que afectan a la capital con repercusión en toda la provincia. Nos hemos reunido, por ejemplo, para hablar del Parador de San Marcos, que en 2018 tenía un informe sobre la mesa que decía que no había segunda fase y que la única posibilidad sería cerrando el nuevo otros tres años y hemos convencido a Paradores para una segunda fase que va a permitir que las obras vayan en paralelo. Además, se incorporarán todos los trabajadores en febrero y no se va a perder ningún empleo. ¿Cabe más implicación de la institución para conquistar otros territorios con los Productos de León? Claro. Hemos escuchado propuestas para salir del territorio y estudiaremos lo que mejor podamos aprovechar. Vamos a intentar atraer a la gente para que venga la gente a conocer los productos a nuestra tierra, cómo se producen, en el terreno o en las fábricas que hay en el ámbito rural. Ha comentado que no tiene claro que esté bien planteado el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento. ¿Qué pasará si la Junta rechaza cofinanciar? Algunas negativas por parte de la Junta no tienen ningún tipo de justificación. En Galicia, la comunidad autónoma participa al 50 por ciento en los parques provinciales de bomberos; no entiendo por qué la Junta no puede hacer los mismo. Las nueve provincias estamos prácticamente en la misma situación. No podemos decir es que tenemos parques de bomberos distribuidos por toda Castilla y León cuando el 80 por ciento son voluntarios. Lo que estamos haciendo es quitarle valor a los profesionales y asumir demasiados riesgos. Yo quiero un servicio profesional que tenga viabilidad de futuro y debido al coste, que sería de ocho millones al año y no los tres que nos dejaron en un estudio, entiendo que la Junta tiene que participar. Es más, ese estudio contemplaba 75 bomberos de empresas privadas y nueve profesionales y hay un Proyecto de Ley de la Junta que plantea un servicio de incendios para León con 144 bomberos. Creo que tenemos que llegar a un acuerdo, es un servicio de primera necesidad y la Junta, si quiere o no quiere, tiene que estar. ¿Y si no quiere? Intentaremos hacérselo entender. Yo ha hablado con alguna de las diputaciones del mismo signo político que el gobierno de la Junta y entienden que tiene que participar. Los que estamos a cargo de las instituciones provinciales no son los dueños del dinero de esa institución, estamos para gestionarlo y eso es darle la mejor utilidad posible. Creo que dedicar unos cuatro millones anuales para dar un servicio de muchísima calidad y profesional a toda la provincia no es nada abultado para la economía de la Junta. ¿En se nota ya o quiere que se note la impronta de un gobierno socialista en la Diputación? Procuro tener cercanía con los ciudadanos y con la provincia e implicarme mucho en las necesidades del mundo rural. Tiene que ser de la mano de los ayuntamientos, pero también escuchando a la sociedad e intentando aprovechar al máximo los recursos que tiene esta Diputación, intentando que esas competencias impropias que estamos asumiendo y que suman 18 millones los asuma la Junta, porque es su competencia y con ese dinero podremos acometer muchas actuaciones en el ámbito rural y espero que una vez haya finalizado el mandato se haya notado nuestro paso por aquí. ¿Qué le hace pensar que ahora sí se va a conseguir que la Junta asuma algo que durante décadas no ha querido asumir? Creo que no asumir esas competencias ahora la Junta ya sería una situación poco o nada defendible, pero además ahora en el gobierno autonómico hay un nuevo partido, que es Ciudadanos, que ha dicho públicamente que va a colaborar con nosotros en resolver esa situación. Incluso el grupo ‘popular’ en esta casa se ha comprometido a esa ayuda, así que el equipo de gobierno y los dos partidos de la oposición tenemos que resolver esa situación. Es una cuestión de sentido común. La Junta tiene que entender que año a año esta Diputación está detrayendo 18 millones cuando en el resto de las provincias de Castilla y León asume las competencias la propia Junta. Por lo tanto, es una cuestión de justicia y además creo es lo sensato y razonable. Yo espero que a partir del día 10 me empiecen a recibir los consejeros y las consejeras -tenía tres citas pedidas que me han pospuesto para después de esa fecha- para empezar a trabajar en esa situación. Creo que la Junta se va a comprometer con nosotros, con esta provincia, porque lo contrario nadie lo podría entender. ¿Qué otras prioridades tiene respecto a la Junta ycómo van las gestiones al respecto? Tengo pendiente una reunión con la consejera de Educación porque hemos prorrogado el último año posible la cesión del conservatorio. Cuando se hizo la cesión había una compensación económica muy importante para los colegios rurales que ha ido disminuyendo y necesitamos que esa cantidad sea mayor. En cuanto a Fomento, tenemos obras de mucho calado en las que tenemos que intervenir en conjunto, como en Peñalba de Santiago, donde el deslizamiento de la ladera casi impide mantener la carretera en mínimas condiciones de acceso. Tenemos el Corredor Atlántico. El Gobierno central es el que tiene que hacer la propuesta sobre el Corredor Atlántico. Estará ese asunto también en los planteamientos al nuevo Ejecutivo central… Yo soy de pueblo, no sólo para estar aquí como alcalde sino en la forma de hacer política. No suelo radiar las actuaciones pero a veces me levanto a las cinco de la mañana para viajar a Madrid y tener reuniones, cuatro o cinco en un mismo día, para hablar de proyectos. En una reciente, la presidenta de Adif me ha demostrado que hasta hace año y medio no había ningún estudio de la línea de ferrocarril Monforte-León-Palencia. Adif trabaja seriamente en la estructura que nos afecta del Corredor Atlántico. Tenemos una situación muy compleja en la zona de Brañuelas y se estudia un trazado alternativo pero manteniendo el actual. Adif trabaja en proyectos que den solución para que todo el transporte de mercancías de Galicia pase por Ponferrada y llegue a León y desde aquí sea el gran eje distribuidor. León se va a convertir en el punto neurálgico del transporte de mercancías del Corredor Atlántico. También se trabaja también en el tema de Torneros, para ver qué parte le corresponde a cada entidad. Va a ser una zona con acceso a ayudas de Europa, que en el caso de Villadangos no sería posible. ¿Qué puede ganar León si Sánchez vuelve a gobernar y qué es lo primero que pedirá la Diputación al nuevo Gobierno? Si Sánchez vuelve a ganar, la provincia ganará mucho y al día siguiente le pediré al Gobierno que cumplan los compromisos adquiridos con nosotros, que son muchos. Hay mucho trabajo hecho y sería una lástima que no pudiéramos continuarlo, porque es una oportunidad importantísima para resolver deudas históricas con la provincia y que son situaciones que no podemos dejar pasar porque quedaríamos desfasados o al margen de actuaciones muy importantes de cara al futuro. ¿Correría peligro el pacto con UPL si el PSOE no lograse el Gobierno central, por los compromisos adquiridos con los leonesistas? Eso lo tendría que decidir la UPL. Lo que no puede discutirnos es que somos unos socios leales. Estamos trabajando muchísimo para resolver problemas comunes con solución por parte del Gobierno de España en muchos de los casos. Lo que sí garantizo es que, independientemente del color político, voy a ser beligerante con la Junta y con el Gobierno para resolver las situaciones de debilidad que tenemos respecto a otros territorios. No podemos perder este tren de las ayudas europeas. Creo que es la última oportunidad para León y ahí vamos a estar trabajando, si es posible de la mano de todas las administraciones y, si no, demandando que resuelva esa situación que se ha resuelto en otras provincias y aquí nunca se ha apostado. No estamos en la misma situación que otras provincias porque la Junta nunca se ha implicado con León como lo ha hecho con otras provincias que no quiero enumerar. ¿Hasta ahora cuál es la mayor satisfacción que le ha dado el cargo? Sobre todo, ver que se ha recuperado lo que yo detecté hace muchos años y creo que se había enfriado -y no quiero personalizarlo-: el cariño a la institución que demuestran los vecinos, los alcaldes. Esperan mucho de esta Diputación y eso nos compromete a trabajar con la ilusión con la que lo estamos haciendo. Hay mucha esperanza puesta en nosotros y eso nos hace adquirir mucho más compromiso para trabajar con ello. ¿Qué echa más de menos desde que es presidente de la Diputación El tiempo libre, sobre todo. Dedicamos muchas horas todos los días de la semana, pero es un cargo voluntario y a pesar del desgaste familiar, personal y social que tiene lo asumo con mucha ilusión y espero que dentro de cuatro años se note el paso de este equipo de gobierno por la institución. ¿Qué tiene claro que debe quedar como legado de su mandato? Me gustaría resolver las situaciones de conflictos judiciales, la situación de Gersul y, sobre todo, poder completar la llegada de servicios básicos como Internet al medio rural para que ningún vecino de esta provincia se sienta menospreciado. ¿Ya le ha dado tiempo a cogerle gusto al cargo como para plantearse repetir? Lo que me planteo es trabajar mes a mes. El tiempo pasa muy deprisa y tenemos tantas ideas y ganas de hacer cosas que a veces parece que no da tiempo. No he planteado una línea de continuidad; ya veremos la situación física y mental. En estos cuatro años Vamos a darlo todo para dejar esa impronta del paso de este Grupo Socialista por la Diputación después de 24 años.

Los días empiezan muy temprano para un presidente de la Diputación que amanece en la comarca berciana para ejercer su labor desde León, en toda la provincia y no en pocas ocasiones con desplazamientos a Madrid para asistir a reuniones de trabajo. Orgulloso de ser político de pueblo, el también alcalde de Camponaraya, Eduardo Morán (Magaz de Abajo, 1963) se muestra decidido a revitalizar la provincia, de forma que la vuelta del PSOE a la institución  después de 24 años deje una huella permanente en el medio rural.

Ha dicho que el mayor ‘marrón’ que se han encontrado es la deuda del consorcio de recogida de residuos, Gersul. ¿Para cuándo la decisión para hacerle frente ?

Necesitamos al menos seis u ocho meses, pero hemos dado pasos importantes. Hay reclamaciones en proceso judicial, de en torno a nueve millones, que sumados a los casi 25 alcanzan los 34, pero tenemos más o menos centrado cómo vamos a resolver el pago. Hemos empezado a recaudar, que era lo importante, vamos a ver si podemos recuperar recibos anteriores a 2014 que pudiesen no haber prescrito por estar reclamados y poniendo al día el cobro. Vamos a ver cómo podemos poner en marcha un crédito con una entidad bancaria, afrontar la deuda con el consorcio y poner al día la tarifa, porque la tasa es deficitaria en algo más de dos millones al año. Vamos a ver cómo podemos resolver un primer pago con la entidad bancaria a un periodo largo de amortización para que la subida sea lo más accesible posible.

Por acción o por omisión y al margen de Gersul, ¿Qué le reprocha a sus antecesores?

Creo que en Gersul ha habido un poco de dejadez y en otros casos también por parte del anterior equipo de gobierno. No ya reprochar nada a tres meses que llevamos gobernando nosotros en la Diputación, pero sí me ha sorprendido que en algunas cuestiones de calado importante para esta casa no se hayan tomado decisiones.

El presupuesto de 2019, el primero con ‘deuda cero’, alcanzó los 132,4 millones. ¿El próximo presentará alguna novedad relevante tanto en cifras como en actuaciones?

Todavía estamos trabajando en ello; seguramente no coincidirán las partidas más importantes. Es posible que haya cambios. Nosotros hemos hecho una apuesta importante para que llegue Internet a los pueblos de la provincia, no podemos hacerlos solo nosotros pero vamos a hacer un esfuerzo importante para que se vea el compromiso de este equipo de gobierno de la Diputación con el mundo rural.

¿Cree que hay cosas que se deben y pueden cambiar del funcionamiento interno de la institución?

Creo que hay cosas que hay que cambiar y que vamos a cambiar. Tenemos que hacer una administración mucho más ágil, que le ayude a resolver los problemas a los ayuntamientos. Estamos ahora con la administración electrónica, que nos puede agilizar y poner en el camino que queremos para modernizar la cuestión, pero sobre todo tenemos que ser más ágiles. Nuestra mesa de contratación en este mandato va a ser mucho más ágil porque habrá menos componentes y lo que necesitamos es que Intervención, Secretaría y el técnico del área resuelvan cada contrato o cada proceso de licitación. Creo que iremos avanzando en modernización y en proximidad.

El Instituto Leonés de Cultura cumple 25 años en este 2019. ¿Ve necesaria una puesta al día de sus cometidos o de la gestión de los mismos?

Creo que hay que darle una vuelta. Considero que la cultura es una pata importante del futuro de esta provincia, pero hay que modernizar en cuanto a las competencias o cometidos del ILC, hay que promocionar nuestra cultura, proteger nuestro patrimonio y hay que hacerlo llegar a todo el mundo rural. Creo que hay que darle una vuelta y hay que actualizarlo.

Anuncia para pronto un proyecto para el yacimiento arqueológico de Lancia… ¿Puede avanzar algo al respecto?

Lancia es uno de los objetivos importantes pero sin dejar de la mano otro mucho patrimonio de la provincia, que afortunadamente es mucho. Tenemos algunos trabajos hechos, pero todavía no están finalizados, pero vamos a avanzar y de aquí a finales de año espero que podamos tener ya un calendario de las grandes actuaciones en la provincia en patrimonio e intentaremos llegar a ayudas del 1,5 por ciento cultural del Ministerio de Fomento porque creo que tenemos que hacer un esfuerzo para mantener nuestro patrimonio. Es una pata más de lo que tiene que ser nuestro potencial turístico en la provincia.

Aparte de la digitalización que defiende como imprescindible. ¿Qué está en manos de su institución para retener o atraer población?

Vamos a intentar apoyar cualquier iniciativa de emprendimiento que haya en el mundo rural. Hay ya un programa dentro de la casa pero también vamos a establecer una línea de ayudas pero también vamos a dinamizar el mundo rural a través de los Centros de Acción Social (Ceas) y a captar las necesidades reales de ese mundo rural. Vamos a dedicar una parte importante del presupuesto del área de Servicios Sociales a que los trabajadores de los Ceas, sobre todo los animadores, nos transmitan sus necesidades para poder actuar.

¿Qué harán para impulsar un turismo que combine lo cultural y patrimonial lo gastronómico, que atraiga visitantes a la provincia más allá de una excursión de horas?

Hay que promocionar en conjunto el paquete de potencialidades que tenemos. Queremos que desde la ciudad de León, a la que llega mucha gente en el AVE, podamos hacerles llegar al resto del entorno paisajístico, cultural y patrimonial para que conozcan la provincia. En estos momentos el principal problema es que la gente viene, conoce León y regresa a su ciudad de origen. Vamos a hacer un esfuerzo en la promoción pero también estamos pensando en la posibilidad de habilitar transporte para que pueda llegar a determinados núcleos importantes, como puede ser la Cueva de Valporquero.

Para lograr mejores resultados que en promociones o campañas precedentes ¿Es más cuestión de inversión o de ideas?

Creo que en cualquier dinámica que lleva muchos años debe haber cambios. Lo que estamos haciendo ahora con el área de turismo es poner encima de la mesa una serie de ideas para transformarlas en los próximos presupuestos y llevarlas a cabo en 2020. A veces las cosas se hacen por inercia durante años y se quedan obsoletas y creo que en todas las áreas hay que hacer un cambio importante, pero en el área de turismo también. Creo que todo el potencial que tenemos lo tenemos que poner en valor allá donde haya gente dispuesta a venir a la provincia.

¿Qué se va a hacer para aprovechar el Xacobeo 2021 como escaparte de la provincia?

Vamos a trabajar de inmediato porque el Xacobeo es un gran potencial como atractivo de turismo para la provincia. Dentro del Camino de Santiago me preocupa la mala señalización, la triplicidad que tenemos a veces y mantenerlo en condiciones e intentaremos en la medida de lo posible ofrecer formación a la gente de hostelería para que puedan atender en las mejores condiciones a la gente que llega, que en un 50 por ciento son personas que no hablan castellano y que debemos atenderles de forma que les quede el mejor gusto posible y vuelvan a conocer la provincia con más tiempo.

¿Ve posible un resurgir del aeropuerto y cree que el Consorcio tendrá apoyos para lograrlo?. ¿Quién tiene que implicarse y cómo?

Creo que nos tenemos que implicar todos. Tenemos algunas ideas encima de la mesa para poder revitalizar el aeropuerto. La próxima semana tendremos una reunión con Air Nostrum para ver si podemos ampliar los vuelos de manera regular y creo que en 2020 podremos anticipar alguna propuesta definitiva para mejorar la actividad del aeropuerto. Estamos pensando en vuelos regulares dentro y fuera de la Península, incluso en alguno internacional. Francia podría sería un país para implantar un vuelo regular y estamos mirando las islas, sobre todo en periodos vacacionales; las Canarias pero también Baleares. Eso puede fraguar y tener viabilidad. También se lo ofrecemos a grandes empresas de paquetería y estamos pendiente de visitas y está una escuela que ahora mismo no tiene dónde hacer las prácticas.

¿Hay algún avance concreto para que se pueda hacer realidad la fusión de las estaciones de San Isidro y Fuentes de Invierno, tanto en lo administrativo como en lo físico

Hemos hecho unas primeras gestiones formales. Llevamos tres meses gobernando. Vamos a trabajar en serio. Son servicios deficitarios que estamos asumiendo y creo que trabajando en conjunto, dando servicios comunes, se puede mejorar la situación. Hay que hacerle entender a Asturias que podemos compartir la línea eléctrica y la fibra óptica pero también hay que compartir los costes. Espero que frague y lleguemos a un entendimiento. Si no fuese posible, por la cerrazón del Principado, plantearíamos otro tipo de gestión mixta de nuestras propias estaciones, para darle más utilidad a esos espacios, no sólo durante el periodo de nieve sino durante todo el año.

¿En qué deben ir de la mano Diputación y Ayuntamiento de la capital?

Hay infraestructuras muy importantes que afectan a la capital con repercusión en toda la provincia. Nos hemos reunido, por ejemplo, para hablar del Parador de San Marcos, que en 2018 tenía un informe sobre la mesa que decía que no había segunda fase y que la única posibilidad sería cerrando el nuevo otros tres años y hemos convencido a Paradores para una segunda fase que va a permitir que las obras vayan en paralelo. Además, se incorporarán todos los trabajadores en febrero y no se va a perder ningún empleo.

¿Cabe más implicación de la institución para conquistar otros territorios con los Productos de León?

Claro. Hemos escuchado propuestas para salir del territorio y estudiaremos lo que mejor podamos aprovechar. Vamos a intentar atraer a la gente para que venga la gente a conocer los productos a nuestra tierra, cómo se producen, en el terreno o en las fábricas que hay en el ámbito rural.

Ha comentado que no tiene claro que esté bien planteado el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento. ¿Qué pasará si la Junta rechaza cofinanciar?

Algunas negativas por parte de la Junta no tienen ningún tipo de justificación. En Galicia, la comunidad autónoma participa al 50 por ciento en los parques provinciales de bomberos; no entiendo por qué la Junta no puede hacer los mismo. Las nueve provincias estamos prácticamente en la misma situación. No podemos decir es que tenemos parques de bomberos distribuidos por toda Castilla y León cuando el 80 por ciento son voluntarios. Lo que estamos haciendo es quitarle valor a los profesionales y asumir demasiados riesgos. Yo quiero un servicio profesional que tenga viabilidad de futuro y debido al coste, que sería de ocho millones al año y no los tres que nos dejaron en un estudio, entiendo que la Junta tiene que participar. Es más, ese estudio contemplaba 75 bomberos de empresas privadas y nueve profesionales y hay un Proyecto de Ley de la Junta que plantea un servicio de incendios para León con 144 bomberos. Creo que tenemos que llegar a un acuerdo, es un servicio de primera necesidad y la Junta, si quiere o no quiere, tiene que estar.

¿Y si no quiere?

Intentaremos hacérselo entender. Yo ha hablado con alguna de las diputaciones del mismo signo político que el gobierno de la Junta y entienden que tiene que participar. Los que estamos a cargo de las instituciones provinciales no son los dueños del dinero de esa institución, estamos para gestionarlo y eso es darle la mejor utilidad posible. Creo que dedicar unos cuatro millones anuales para dar un servicio de muchísima calidad y profesional a toda la provincia no es nada abultado para la economía de la Junta.

¿En se nota ya o quiere que se note la impronta de un gobierno socialista en la Diputación?

Procuro tener cercanía con los ciudadanos y con la provincia e implicarme mucho en las necesidades del mundo rural. Tiene que ser de la mano de los ayuntamientos, pero también escuchando a la sociedad e intentando aprovechar al máximo los recursos que tiene esta Diputación, intentando que esas competencias impropias que estamos asumiendo y que suman 18 millones los asuma la Junta, porque es su competencia y con ese dinero podremos acometer muchas actuaciones en el ámbito rural y espero que una vez haya finalizado el mandato se haya notado nuestro paso por aquí.

¿Qué le hace pensar que ahora sí se va a conseguir que la Junta asuma algo que durante décadas no ha querido asumir?

Creo que no asumir esas competencias ahora la Junta ya sería una situación poco o nada defendible, pero además ahora en el gobierno autonómico hay un nuevo partido, que es Ciudadanos, que ha dicho públicamente que va a colaborar con nosotros en resolver esa situación. Incluso el grupo ‘popular’ en esta casa se ha comprometido a esa ayuda, así que el equipo de gobierno y los dos partidos de la oposición tenemos que resolver esa situación. Es una cuestión de sentido común. La Junta tiene que entender que año a año esta Diputación está detrayendo 18 millones cuando en el resto de las provincias de Castilla y León asume las competencias la propia Junta. Por lo tanto, es una cuestión de justicia y además creo es lo sensato y razonable. Yo espero que a partir del día 10 me empiecen a recibir los consejeros y las consejeras -tenía tres citas pedidas que me han pospuesto para después de esa fecha- para empezar a trabajar en esa situación. Creo que la Junta se va a comprometer con nosotros, con esta provincia, porque lo contrario nadie lo podría entender.

¿Qué otras prioridades tiene respecto a la Junta ycómo van las gestiones al respecto?

Tengo pendiente una reunión con la consejera de Educación porque hemos prorrogado el último año posible la cesión del conservatorio. Cuando se hizo la cesión había una compensación económica muy importante para los colegios rurales que ha ido disminuyendo y necesitamos que esa cantidad sea mayor. En cuanto a Fomento, tenemos obras de mucho calado en las que tenemos que intervenir en conjunto, como en Peñalba de Santiago, donde el deslizamiento de la ladera casi impide mantener la carretera en mínimas condiciones de acceso. Tenemos el Corredor Atlántico.

El Gobierno central es el que tiene que hacer la propuesta sobre el Corredor Atlántico. Estará ese asunto también en los planteamientos al nuevo Ejecutivo central…

Yo soy de pueblo, no sólo para estar aquí como alcalde sino en la forma de hacer política. No suelo radiar las actuaciones pero a veces me levanto a las cinco de la mañana para viajar a Madrid y tener reuniones, cuatro o cinco en un mismo día, para hablar de proyectos. En una reciente, la presidenta de Adif me ha demostrado que hasta hace año y medio no había ningún estudio de la línea de ferrocarril Monforte-León-Palencia. Adif trabaja seriamente en la estructura que nos afecta del Corredor Atlántico. Tenemos una situación muy compleja en la zona de Brañuelas y se estudia un trazado alternativo pero manteniendo el actual. Adif trabaja en proyectos que den solución para que todo el transporte de mercancías de Galicia pase por Ponferrada y llegue a León y desde aquí sea el gran eje distribuidor. León se va a convertir en el punto neurálgico del transporte de mercancías del Corredor Atlántico. También se trabaja también en el tema de Torneros, para ver qué parte le corresponde a cada entidad. Va a ser una zona con acceso a ayudas de Europa, que en el caso de Villadangos no sería posible.

¿Qué puede ganar León si Sánchez vuelve a gobernar y qué es lo primero que pedirá la Diputación al nuevo Gobierno?

Si Sánchez vuelve a ganar, la provincia ganará mucho y al día siguiente le pediré al Gobierno que cumplan los compromisos adquiridos con nosotros, que son muchos. Hay mucho trabajo hecho y sería una lástima que no pudiéramos continuarlo, porque es una oportunidad importantísima para resolver deudas históricas con la provincia y que son situaciones que no podemos dejar pasar porque quedaríamos desfasados o al margen de actuaciones muy importantes de cara al futuro.

¿Correría peligro el pacto con UPL si el PSOE no lograse el Gobierno central, por los compromisos adquiridos con los leonesistas?

Eso lo tendría que decidir la UPL. Lo que no puede discutirnos es que somos unos socios leales. Estamos trabajando muchísimo para resolver problemas comunes con solución por parte del Gobierno de España en muchos de los casos. Lo que sí garantizo es que, independientemente del color político, voy a ser beligerante con la Junta y con el Gobierno para resolver las situaciones de debilidad que tenemos respecto a otros territorios. No podemos perder este tren de las ayudas europeas. Creo que es la última oportunidad para León y ahí vamos a estar trabajando, si es posible de la mano de todas las administraciones y, si no, demandando que resuelva esa situación que se ha resuelto en otras provincias y aquí nunca se ha apostado. No estamos en la misma situación que otras provincias porque la Junta nunca se ha implicado con León como lo ha hecho con otras provincias que no quiero enumerar.

¿Hasta ahora cuál es la mayor satisfacción que le ha dado el cargo?

Sobre todo, ver que se ha recuperado lo que yo detecté hace muchos años y creo que se había enfriado -y no quiero personalizarlo-: el cariño a la institución que demuestran los vecinos, los alcaldes. Esperan mucho de esta Diputación y eso nos compromete a trabajar con la ilusión con la que lo estamos haciendo. Hay mucha esperanza puesta en nosotros y eso nos hace adquirir mucho más compromiso para trabajar con ello.

¿Qué echa más de menos desde que es presidente de la Diputación

El tiempo libre, sobre todo. Dedicamos muchas horas todos los días de la semana, pero es un cargo voluntario y a pesar del desgaste familiar, personal y social que tiene lo asumo con mucha ilusión y espero que dentro de cuatro años se note el paso de este equipo de gobierno por la institución.

¿Qué tiene claro que debe quedar como legado de su mandato?

Me gustaría resolver las situaciones de conflictos judiciales, la situación de Gersul y, sobre todo, poder completar la llegada de servicios básicos como Internet al medio rural para que ningún vecino de esta provincia se sienta menospreciado.

¿Ya le ha dado tiempo a cogerle gusto al cargo como para plantearse repetir?

Lo que me planteo es trabajar mes a mes. El tiempo pasa muy deprisa y tenemos tantas ideas y ganas de hacer cosas que a veces parece que no da tiempo. No he planteado una línea de continuidad; ya veremos la situación física y mental. En estos cuatro años Vamos a darlo todo para dejar esa impronta del paso de este Grupo Socialista por la Diputación después de 24 años.

Print Friendly, PDF & Email
NOTICIA ABIERTA 01
NOTICIA ABIERTA 02
ADSENSE CUADRADO 01
PROGRAMACION TV
Programación TV
la encuesta

¿Cree acertadas las medidas contra el coronavirus municipales?

Cargando ... Cargando ...
VER MÁS RESULTADOS
ADSENSE CUADRADO 01 BIS
Presidente/Editor:
Alejandro J. García Nistal
Directora:
Violeta R. Oria
redaccion@lacianadigital.com | publicidad@lacianadigital.com | administracion@lacianadigital.com


© 2020 Grupo Noroeste En Red. Todos los derechos reservados.