sucesos

Atendidas varias personas por inhalación de humo tras la explosión de una caldera en Villablino

Dos mujeres de 58 y 64 años cuyas identidades corresponden a las iniciales M.C.G.F. y M.D.G.M., y un varón de 50 años, M.T.F entre otros
Edificio afectado por la explosión de la caldera

Varias personas, entre ellas dos mujeres de 58 y 64 años cuyas identidades corresponden a las iniciales M.C.G.F. y M.D.G.M., y un varón de 50 años, M.T.F., fueron las que tuvieron que ser atendidas, entre otros, en la noche del domingo afectados por inhalación de humo, como consecuencia de la explosión de una caldera registrada en un bloque de viviendas en la intersección de la avenida de Laciana y la calle Vega de Palo de Villablino, según informaron fuentes del Servicio de Emergencias de Castilla y León 112.

Hasta el lugar de la explosión se trasladaron, los servicios de extinción de incendios del Ayuntamiento de Villablino, efectivos de la Guardia Civil y los Bomberos de Ponferrada, así como miembros de la central de la empresa suministradora Gas natural Fenosa. Posteriormente, se requirió la presencia de los Servicios de Emergencias Sanitarias-Sacyl, que acudieron con una ambulancia de soporte vital básico y personal facultativo de Atención Primaria del centro de salud de la capital lacianiega.

El varón y una de las mujeres fueron trasladados al Hospital del Bierzo de Ponferrada, mientras que la otra mujer fue llevada al centro de salud de Villablino junto con más afectados por la inhalación de humo. Por su parte, el bloque de viviendas tuvo que ser desalojado hasta que concluyó la revisión de todas las viviendas por parte de los Bomberos, que confirmaron que la explosión tuvo su origen en la caldera del edificio.

Los hechos

En torno a las 23:15 horas se producía un fortísimo estruendo fruto de la explosión de una caldera de carbón situada en una cochera en la intersección de la avenida de Laciana y la calle Vega de Palo de la capital de la comarca. Rápidamente, los vecinos del inmueble abandonaron el edificio inmersos en una gran cortina de humo. «Oímos una fuerte explosión y rápidamente intentamos abandonar el edificio. No se veía nada, tuvimos que salir a tientas», narraba a Laciana Digital una de las vecinas afectadas quien tuvo que huir de la vivienda con su hijo pequeño quien sufrió una lesión en un pie. Otro de los vecinos del edificio se encontraba viendo la tele cuando se produjo la detonación «oí un tremendo ruido y rápidamente fui a despertar a mi mujer. Salimos por las escaleras como pudimos, el humo no nos dejaba ver nada».

Los primeros en personarse en el lugar de los hechos fue un grupo de jóvenes que se encontraba en un bar cercano a la explosión quienes en una muestra de enorme valentía intentaron sofocar el incendio. 

 

 

Print Friendly, PDF & Email