De forma inminente, -todo apunta a la próxima semana-, comenzarán los trabajos para reparar los daños que surgieron, en septiembre de 2016en el puente y dos viviendas adyacentes -al paso del río ‘del Puerto’ o ‘Los Bayos’- de la localidad lacianiega de Rioscuro. Será la propia compañía la que aporte la totalidad de los fondos necesarios para estas obras –180.000 euros-. 

Los trabajos a realizar, que serán titulados por el propio Ayuntamiento de Villablino, consistirán en asegurar la estabilidad de las dos viviendas afectadas y también del propio puente, además de llevar a cabo la reparación y el sellado de las fisuras en los parámetros verticales de las viviendas, -tanto exterior como interiormente-, y la aplicación de pintura plástica, según ha anunciado la empresa mediante nota de prensa. Además, se recuperará la sección útil del cauce del río, eliminando los obstáculos que fuerzan al caudal a discurrir por el lado derecho del puente, donde se ubican las dos viviendas. El convenio cuenta también con la conformidad de la Junta Vecinal y de los vecinos afectados. 

Desde Endesa se incide en que la compañía financiará los arreglos “a pesar de no ser la causante de los desperfectos” ya que tras detectarse los daños, tanto la arquitecta municipal como un ingeniero de Caminos -de forma externa-, realizaron sendos estudios al respecto de los que se deduce, según la empresa, que “el origen de los daños se encuentra, a criterio del ingeniero, en la acción del propio río cuyas aguas fueron erosionando, socavando y excavando las cimentaciones del estribo norte, los muros adyacentes y la pila central del puente, así como también de las viviendas”. Además, Endesa ha recordado que con el fin de evitar “males mayores” dejó de producir energía eléctrica en una central ubicada “aguas arriba” lo que causó a la compañía “un quebranto económico importante“.

Por su parte, el alcalde de Villablino, Mario Rivas señaló que el convenio con Endesa es beneficioso tanto para los vecinos afectados de la localidad de Rioscuro como para el Ayuntamiento y también para la propia empresa. En este sentido, el regidor añadió que desde el Consistorio “se lleva meses intentando conseguir subvenciones de los organismos oficiales para dotar de estabilidad estructural a los inmuebles afectados por el desgaste del agua y al puente. Hasta el momento no se ha conseguido nada.

Asimismo ha añadido que mediante este acuerdo se han logrado los fondos necesarios “para acometer una actuación de urgencia, por motivos de seguridad, con el objetivo de evitar riesgos para las personas y los bienes”. Se prevé que los trabajos finalicen antes del próximo invierno. 

Tres vecinos de avanzada edad se vieron afectados por esta problemática teniendo que ser desalojados de sus casas tras la aparición de las grietas en las viviendas. Una medida que fue adoptada por el peligro de derrumbe de las propias casas.