Un gran partido del equipo de Villablino en el que la mala suerte, en algunos casos, y, sobre todo, las grandes intervenciones del portero local hicieron que se llegara al fatídico minuto 38 con empate a 3 en el marcador. Estaba más cerca el gol visitante que el local por que era un auténtico asedio el que produjo el Tsacianiegu sobre lo portería del Sani, pero en este minuto se erigió como protagonista del partido uno de los árbitros del encuentro.

Trascurría ese minuto 38 cuando un jugador local se tiraba al suelo de manera clamorosa y el árbitro, que estaba a más de 20 metros de la jugada, pitaba la falta pasando por encima del otro árbitro, que solo estaba a un metro de la jugada, no dando crédito ninguno de los componentes del equipo de Villablino.

No contento con la señalización de la falta y del doble penalty que serviría para dar la victoria al equipo local, el mismo colegiado expulsaba a un miembro del cuerpo técnico local diciéndole que se fuera por que ya le había avisado en la primera parte, algo que según las palabras del técnico visitante nunca se había producido, encendiendo mas los ánimos ante las decisiones de este colegiado.

Al final del partido, victoria final del equipo local (Sani 2000 5–CD Tsacianiegu 3 pero gran partido del Tsacianiegu que no mereció la derrota. El próximo encuentro, en el municipal de Villablino el próximo sábado a las 18:30 horas