1,98 metros. 21 años. Es Javier González Teijón, natural de Villablino. Desde principios de este año forma parte de la primera plantilla, como tercer portero, del gran equipo leonés Abanca Ademar. Pero sus triunfos no se limitan a ese fichaje. El 2017 va a marcar, sin lugar a dudas, un antes y un después en la vida deportiva del joven lacianiego que acudirá con la Selección Española de balonmano al campeonato mundial junior de Argelia -desde el próximo martes 18 de julio hasta el día 30-. Allí, España se verá las caras con los equipos de Brasil, Rusia, Burkina Faso, Macedonia y Túnez en una competición en la que los españoles lucharán por proclamarse campeones del mundo.

El sacrificio de un sueño

No está siendo un verano igual que el de sus amigos. Pero no le importa. Sabe que es una oportunidad única que exige de esfuerzo. Su preparación para este campeonato requiere de muchas horas de entrenamientos con la Selección Española. También de viajes: Alicante, Madrid, Guadalajara o incluso Túnez o Suiza pero sobre todo implica mucho sacrificio por un deporte que para él es el impulso de su vida.

Una sola semana es el tiempo exacto que este joven tendrá de vacaciones porque al finalizar el campeonato se incorporará a la nueva temporada con el Ademar. Pero como él mismo admite ‘sarna con gusto no pica’. Tampoco es fácil para él compatibilizar el día a día en la práctica del balonmano con su carrera universitaria en León donde estudia en la facultad de Ciencias la Actividad Física y del Deporte.

Su palmarés deportivo

Teijón se inició en el 2008 en el campus de tecnificación de porteros del Abanca Ademar. En la selección autonómica fue campeón de España en la categoría cadete en el año 2011 celebrado en Cáceres. Posteriormente, en 2014, se alzó con la medalla de bronce juvenil en Gijón.

En cuanto a participaciones internacionales, destacan sus más de 25 convocatorias en el equipo nacional junior. En el año 2016 ha sido campeón de Europa Junior en Dinamarca, campeón del torneo 4 Naciones en Skanderborg y ha recibido el trofeo al mejor portero en el torneo Airport Trophy (Suiza). Además ha sido 9 veces internacional Promesas durante los años 2010, 2011 y 2012.

Mucho más que un deporte

9 años tenía Teijón cuando descubrió su pasión por el balonmano. Siempre, bajo los palos de la portería, el lacianiego ha ido dando pasos hasta convertirse en jugador profesional del Abanca Ademar (equipo en el está y estará las próximas campañas). Se inició en esta disciplina deportiva precisamente aquí, en Laciana, en su tierra y con su gente. Es más, recuerda con especial cariño esa época en la que perteneció al club de balonmano federado que hubo en la comarca. Hoy, su hobby  se ha convertido además en profesión pero nunca en una obligatoriedad. Hoy es un joven, no solo grande de altura, que aún no ha tocado techo en el mundo del handball. 

El lacianiego Teijó es la apuesta de futuro del Ademar