Num: 624 | Miércoles 22 de agosto de 2018
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Raúl de la Hoz: “La estrategia de la izquierda social y política es desestabilizar al país”

El portavoz popular define a Cs como un partido sin autonomía para tomar decisiones y acusa al PSOE de Tudanca de no querer acuerdos para conseguir un rédito electoral


V.A. /R.C. El portavoz del Grupo Popular en las Cortes de Castilla y León, Raúl de la Hoz, defiende que la estrategia de la izquierda social y política es desestabilizar al país y observa que cuando tenían mayoría absoluta el acuerdo era más fácil. “Ahora que tenemos necesidad de pactar, vemos que algunos partidos no tienen interés”, resume en una entrevista con Ical que se produce cuando ha cumplido un año en el cargo. Raúl de la Hoz, que se considera una persona de palabra, define a su socio Ciudadanos como un partido sin autonomía ni personalidad propia en Castilla y León, que tiene que consultar todas las decisiones a “sus mayores” y eso dificulta el entendimiento en el día a día. Con el PSOE, liderado por Luis Tudanca, se muestra muy crítico. “¿Por qué no hemos alcanzado un pacto en materia de Ordenación del Territorio? Única y exclusivamente, porque al PSOE no le interesa políticamente”, sentencia. El también vicesecretario autonómico de Acción Parlamentaria y Comunicación reconoce que le gustaría que el presidente del PPCyL, Alfonso Fernández Mañueco, fuera ya el candidato oficial a la Presidencia de la Junta, pero entiende que se respeten los tiempos del partido en Madrid.

¿Cómo se encuentra el ánimo en el Partido Popular después de la crisis en Madrid por el caso Cifuentes y sondeos menos favorables, con Ciudadanos en aumento y pisando los talones?

El estado de ánimo es bueno porque estamos centrados en lo que nos importa que es el trabajo por la Comunidad Autónoma, tanto en el PP, como en el Grupo Popular y en la Junta. Y cuando estás centrado en tu trabajo, que no es otro que seguir avanzando económicamente, prestar unos servicios de calidad como los que se prestan y seguir mejorando la calidad de vida de los ciudadanos, lo que sucede a nuestro alrededor nos afecta sí, pero tampoco para influir en nuestro estado de ánimo.

Las protestas se han incrementado en unos meses, en la sanidad, las pensiones y la educación, ¿es por una falta de atención, de escucha de Gobierno y Junta?

No, creo que más bien responde a una estrategia de la izquierda social y política de desestabilizar al país. No es exclusiva de Castilla y León, sucede en toda España. Algunos, en vez de colaborar con la estabilidad, arrimando el hombro para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos, prefieren desestabilizar socialmente al país con los temas más sensibles. Es legítimo, pero en absoluto consideramos que exista una corriente mayoritaria ciudadana que provoque una salida unánime a las calles. Lo hemos visto con las plataformas, que fueron lo que fueron y se han quedado en lo que se han quedado. Lo están intentando con la educación y las pensiones. Se manifiestan porque hay que subir las pensiones, se suben y se siguen manifestando.

El acuerdo con el PNV recogido en los Presupuestos no ha calmado a los pensionistas

No ha calmado a algunos pensionistas que tienen más interés en desgastar al Gobierno que en ver cómo se organizan sus pensiones. Los pensionistas que se manifiestan no son todos los pensionistas.

El presidente del PPCyL abrió una ronda con colectivos del sector sanitario, ¿qué conclusiones han sacado?

La sanidad en Castilla y León es buena, incluso en algunos aspectos es muy buena. La valoración no le corresponde hacerla ni al PP, ni al PSOE, ni siquiera a algunas organizaciones más o menos pseudopolíticas, sino que compete hacerla a los usuarios. Y son los usuarios los que nos dicen que el estado de la sanidad es bueno, más si lo comparamos con la media nacional. Tiene margen de mejora. Y somos conscientes de que podemos y debemos seguir trabajando para mejorar la sanidad en Castilla y León. Eso se hace sólo y exclusivamente con diálogo. Nosotros hemos iniciado un proceso de diálogo sereno, sincero y esperamos que constructivo con quienes son los protagonistas en el día a día de la sanidad, con el único objetivo, que es común a ellos, de mejorar nuestra sanidad. Repito: tenemos una buena sanidad, pero una sanidad que es mejorable.

El margen de mejora en qué lo ven, ¿en la gestión que se hace?, ¿en la reducción de las listas de espera?

Los recursos que destinamos a la sanidad se han multiplicado de forma exponencial en los últimos años, pero no son ilimitados. Tenemos que mejorar en algunos casos la gestión. Tenemos que ser capaces de destinar más y de forma más eficiente recursos que en gran parte están vinculados a la financiación autonómica. Hablando de las listas de espera, se puso en marcha el Plan Perycles, y está dando sus frutos. Evidentemente, tenemos una lista de espera que en algunos hospitales es ciertamente elevada. Tenemos un problema con las listas de espera, pero se están gestionando mejor en Castilla y León que en el resto del país, aunque tenemos que seguir mejorándolas.

Se habla, sobre todo la oposición, de un fin de ciclo en la Junta de Castilla y León con el último mandato de Herrera y la bicefalia, ¿es así?

Cuántas veces he oído yo esto de fin de ciclo. Cada vez que se acercan las elecciones llegamos a un fin de ciclo. Sinceramente, ya llevo unos cuantos años en la vida parlamentaria, y al final los ciclos se repiten. Y quienes se repiten son aquellos que hacen oposición, siempre lo mismo: llega el periodo electoral y el agotamiento, se endurecen las críticas. Pero a mí y a los ciudadanos creo que nos resultaría más positivo que la oposición se esforzase más en trabajar por Castilla y León que por intentar desestabilizar a Castilla y León.

Han calificado de insuficientes algunas partidas de los Presupuestos destinadas a las autovías de la Comunidad, ¿ven posible su mejora a través de enmiendas de su grupo?

El presupuesto es bueno, pero es mejorable. Contiene medidas como la subida de las pensiones conforme al IPC, que el caso de las de viudedad van a subir 450 euros, en el ámbito fiscal, en becas, en la subida a los empleados públicos… A algunos sólo les interesa centrarse en las inversiones. Pues bien, Castilla y León es la cuarta Comunidad Autónoma en inversiones. Es cierto que notamos algunas carencias. Me refiero a la Valladolid-León y la Valladolid-Soria. Lo que le pedimos al Gobierno no es tanto que incremente las partidas presupuestarias, sino que se agilicen los trámites administrativos para que la licitación de los proyectos de obra pueda hacerse cuanto antes y una vez presentados los proyectos se puedan también cuanto antes licitar las obras.

¿Cómo están en este momento las relaciones con Ciudadanos en Castilla y León?

Bien, desde el punto de vista personal, y políticamente el problema que tiene Ciudadanos es que es un partido que no tiene autonomía alguna en Castilla y León y depende de lo que alguien en Madrid o en Barcelona les dice que tienen que hacer, y eso dificulta en ocasiones la posibilidad de llegar a acuerdos.

En concreto, ¿en qué lo han notado?

En el día a día. Nosotros no tenemos mayoría absoluta y hay muchas cosas que se tienen que pactar, pero dificulta en tanto en cuanto que sobre cualquier materia necesitan pedir permiso a Madrid o a Barcelona.

¿Los acuerdos firmados gozan de buena salud, se están cumpliendo?

Tenemos claro que somos un partido con vocación pactista y dialogante. Lo estamos demostrando en el Diálogo Social y también lo somos en el ámbito político. Nos gustaría que el diálogo estuviera abierto a todos los partidos, pero el PSOE y Podemos no tienen ningún interés en llegar a acuerdos con nosotros, sino en desgastar la acción de Gobierno del PP. Es legítimo, pero triste. Ciudadanos en algunos aspectos sí tiene voluntad constructiva y hemos llegado a acuerdos, algunos muy importantes para la Comunidad. Nosotros absolutamente les estamos cumpliendo. No creo que haya por parte de Ciudadanos, salvo algún matiz menor, queja alguna de su cumplimiento.

Sin embargo, tienen pendiente agilizar la tramitación de la proposición de ley de reforma electoral de la Comunidad como incluyeron para aprobarse los presupuestos, ¿habrá avances en ambas propuestas en estos meses?

Se tramitó la enmienda a la totalidad. Ahora se abre el trámite de trabajo en ponencia que está supeditado a los informes jurídicos de los letrados de la Cámara. Vamos a ver en qué puntos podemos avanzar; en otros resulta imposible, bien porque es legislación básica o porque lo que se pretende en Castilla y León contraviene normas estatales.

¿Entonces el PP de Castilla y León no se tiene que quitar el cliché de que no sabe pactar?

Aquí llegamos a acuerdos con mayoría absoluta también. En la pasada legislatura la mayoría de las leyes salieron adelante con el PP y con otro grupo parlamentario; y muchas de las normas por unanimidad. Es decir, cuando no teníamos necesidad de pactar, pactábamos. Es curioso, era más fácil llegar a acuerdos antes con algún partido. Y ahora que tenemos necesidad de pactar, vemos que algunos partidos no tienen interés en pactar. Es decir, hay partidos a los que les interesa que Castilla y León vaya mal, porque creen que así pueden obtener un mayor rédito político en las elecciones. Creo que se equivocan. Los ciudadanos de Castilla y León saben distinguir quién se preocupa y trabaja por Castilla y León y quién únicamente está apoltronado en su permanente situación del no es no para tratar de perjudicar a Castilla y León.

Es decir, ¿que los acuerdos con el PSOE de la anterior legislatura no se dan con este nuevo?

Lo estamos viendo en materia de Ordenación del Territorio. ¿Por qué no hemos alcanzado un pacto en materia de Ordenación del Territorio? Única y exclusivamente porque al PSOE no le interesa políticamente. Porque los interlocutores que negociaron en nombre del PSOE la ordenación no son del agrado en este momento del señor Tudanca. ¿Interesa una buena ordenación para fijar población rural y mejorar los servicios? Por supuesto. Y el PSOE, por qué entonces incumple la palabra que dio en el pasado. Por puro interés político. Es triste que en vez de pensar en lo que beneficia a los castellanos y leoneses algunos piensen en lo que políticamente y de forma cortoplacista les interesa en cada momento.

Los mapas rurales para culminar el modelo territorial están atascados en las Cortes, sin negociación…

La puerta a la negociación sigue abierta y nosotros estaríamos muy interesados -no pensando en lo que beneficia al PP sino a los castellanos y leoneses- en reconducir la situación con el PSOE o con otros partidos para avanzar en aquello que creemos que es bueno para Castilla y León. La pelota no está en nuestro tejado.

¿Asumen entonces ya que igual no se podrán aprobar en este mandato?

Desgraciadamente, hay que empezar a pensar que a lo mejor tenemos que asumir que no se pueda sacar adelante. Lo cual sería extraordinariamente triste. El PP teniendo mayoría absoluta quiso que fuera un modelo pactado con la oposición porque creíamos que estábamos hablando de lo esencial para la Comunidad. Nosotros nos lo autoimpusimos, sin tener obligación de hacerlo. Nuestra voluntad desde el principio fue la de dialogar y pactar todo con el PSOE. Se ha avanzado en algunas modificaciones y quedaba el último trámite, que era las unidades básicas de ordenación y lo que afecta al mundo rural. Y ahí, simplemente, un día el PSOE dijo que no quería seguir. ¿Y qué hacemos nosotros?

El PSOE tiene que ser el único aliado por la mayoría cualificada que requiere su aprobación, han pensado en Podemos y Ciudadanos

Intentamos buscar lógicamente, porque queremos sacar la norma adelante. Estamos abriendo la puerta a Ciudadanos e incluso intentándolo con Podemos, aunque su planteamiento es hablar a estas alturas de comarcas, que está muy bien, pero creemos que responde a la necesidad de decir algo y dar un nombre a algo pero que ni ellos mismos saben qué es.

Y en el caso de Ciudadanos, ¿tienen claro cuál es su modelo territorial?

Es que ese es otro problema que tenemos con Ciudadanos. Intentar pactar la prestación de servicios en el medio rural con quien te está diciendo que quiere acabar con las diputaciones y los municipios de menos de 5.000 habitantes es ciertamente difícil. Una cosa es lo que hablemos nosotros con los representantes autonómicos y otra cosa es lo que tienen que hacer como consecuencia de que se lo mandan sus mayores en Madrid o Barcelona. Y sus mayores, es decir el señor Rivera y compañía, tienen muy claro que van a acabar con el medio rural. El partido de Ciudadanos en Castilla y León no tiene personalidad propia para adoptar decisiones en esta materia. Está muy bien que Ciudadanos tenga una marca muy bonita, un líder que queda muy bien en medios de comunicación, pero a la hora de hacer política creo que los ciudadanos de Castilla y León van a valorar algo más que una cara bonita o un gesto simpático.

¿Si no se cierra el modelo territorial en esta legislatura será un fracaso?, ¿de quién será a quién se puede imputar?

Pues a quien no ha querido que haya una ordenación del territorio. Nosotros creo que muy poco más podemos hacer. Es que no podemos tener las manos más tendidas de lo que las hemos colocado, porque creemos que no es algo que beneficia al PP, sino a los castellanos y leoneses. Frente a nosotros tenemos a algunos que piensan en su beneficio particular y, además, torpemente. ¿Y en esa situación qué podemos hacer si nosotros queremos mejorar las condiciones de vida de los castellanos y leoneses y hay alguien delante que se niega a ello?.

Castilla y León es la comunidad con mayor perdida de habitantes, 18.151 en 2017. Hay pactos de comunidad en otras materias y en éste, considerado por todos como un asunto prioritario, no es posible el acuerdo, ¿por qué? ¿qué falla?

Hemos ofrecido de forma incesante también pactos en esta materia. El PSOE ni fue a las reuniones de reforma de la Agenda de la Población, que han dado lugar a un nuevo documento que está en marcha. No les interesaba esa materia, porque han entendido que la despoblación es un arma de estrategia política de lucha contra el PP. Como lo han entendido así, se niegan a alcanzar ningún acuerdo que beneficie a los castellanos y leoneses. Volvemos siempre a lo mismo: lo que interesa al partido y no a los castellanos y leoneses, y así es muy difícil avanzar.

¿No tendría que ser la Junta más exigente en que se presente ya la Estrategia Nacional cuando fue una de las ideas que llevó a la última Conferencia de Presidentes?

Efectivamente a iniciativa de la Junta se asumió como problema de Estado el reto demográfico. A partir de entonces han sucedido dos cosas: una, la aprobación de una estrategia que seguimos esperando, y dos, la necesidad de adoptar medidas. Se están adoptando medidas, la principal es la recuperación económica. Ahora lo que reclamamos es que no sólo se desarrollen políticas, que agrademos, sino que todas ellas se integren en una estrategia única en la que participen las comunidades, especialmente aquellas que en mayor medida sufren el problema de la despoblación.

Luchar contra la despoblación va unido a la recuperación económica y uno de los objetivos de esta legislatura es llegar al millón de ocupados el próximo año. ¿Será posible cuando faltan 42.100 para llegar a ese compromiso del presidente de la Junta?

Buscamos una cifra redonda como final de legislatura, creemos que sigue siendo factible alcanzarlo, pero creemos también que hemos dado pasos muy importantes en la recuperación del empleo en nuestro país y en Castilla y León. El último dato de paro registrado es optimista y el mejor de los últimos años, lo que significa que seguimos creando empleo y no estamos estancándonos. El año pasado salieron del paro 15.000 personas. Seguimos avanzando, cierto es que no hemos conseguido ese objetivo que nos marcamos para el año que viene del millón de ocupados, pero esperamos conseguirlo.

Pese al anuncio de Cristóbal Montoro de que convocará en breve el Consejo de Política Fiscal y Financiero, el momento no se produce, ¿cree que se está a la espera de lo que ocurra en Cataluña, de sí al final habrá gobierno antes del 22 de mayo?

Los trabajos técnicos se están realizando para alcanzar ese acuerdo de financiación autonómica tan esperado y tan necesario en nuestro país. Ahora bien, seamos sinceros, es imposible si una de las comunidades autónomas que más importancia económica tiene en nuestro país está como está en este momento. A día de hoy, es imposible llegar a un acuerdo porque en Cataluña no hay gobierno. Esto es una consecuencia más de la irresponsabilidad de algunos en Cataluña. Hay conversaciones con el PSOE, pero mucho me temo que el PSOE a nivel nacional se va a colocar en el fácil sillón del no es no.

En ese caso, ¿el acuerdo de comunidad se podrá mantener?

Quiero destacar que tanto PSOE y Ciudadanos han apoyado a la Junta desde siempre en que el modelo socialista de financiación es malo, pese a que en su día lo defendieran, y es necesaria su reforma y, además, tenemos claro hacia dónde debe avanzar. No tenemos un problema dentro de Castilla y León, tenemos muy claro qué es lo que queremos para el futuro. El problema lo vamos a tener seguro con el PSOE a nivel nacional.

A menos de un año de la disolución de las Cortes por la convocatoria de elecciones, su grupo da por zanjado el trabajo iniciado y ahora parado para la reforma del Estatuto de Autonomía

No se da por zanjado nada, pero tenemos que ser claros y sinceros y no engañarnos, las posiciones son extraordinariamente divergentes. Es muy difícil alcanzar un acuerdo sobre la base de las posiciones de algunos, como Podemos y de los planteamientos que hace el PSOE en esa pelea con Podemos para ver quién representa mejor la izquierda pura en Castilla y León. Nuestra voluntad es que esto debe hacerse con el mayor consenso posible. Tal y como están planteadas las posiciones en este momento es difícil que pueda ocurrir.

Todos los grupos de la oposición han pedido que se reactive la comisión de las eólicas y el PP siempre lo ha ligado a que termine la causa judicial, pero archivadas las investigaciones sobre altos cargos de la Junta, ¿no sería el momento de retomar esos trabajos?

Las últimas decisiones de los juzgados nos vienen a dar la razón de que hay que ser prudentes y respetuosos con la acción de la justicia. Algunos querían quemar en la plaza mayor a los directores generales que ahora han visto cómo se archiva la causa contra ellos. En este momento, no hay ningún dirigente del PP de alto o medio nivel que esté en la investigación. Entendemos que en tanto y cuanto no se esclarezcan judicialmente los hechos objeto de investigación, no tiene sentido una investigación política porque no va a aportar más luz que la que puedan aportar los tribunales de justicia. Yo no me creo que una comisión en la que hay personas que no tienen ninguna relación con el mundo del derecho puedan realizar una investigación medianamente seria y rigurosa sobre unos hechos que el juzgado con profesionales lleva cinco años realizando.

El Procurador del Común y los presidentes del Consejo de Cuentas y Consultivo están en funciones, ¿la previsión es llegar a un acuerdo para su relevo en los próximos meses o se esperará a la próxima legislatura?

Debemos ser extremadamente prudentes. Es algo que nuestro partido quiere afrontar desde el máximo consenso con el resto de partidos. Consenso y discreción son las dos pautas que en este momento anteponemos.

¿Está usted en la lista de candidatos del PP al Ayuntamiento de Valladolid?

Yo no lo sé. Es más tengo dudas de que exista esa lista de candidatos. El PP de Valladolid tiene magníficos políticos y eso es bueno no sólo para el PP, sino para los ciudadanos de Valladolid porque garantiza que el PP presente un muy buen candidato.

¿Se descarta entonces?

Yo estoy al servicio del partido, siempre lo he estado. Si me pregunta por mi preferencia personal, diría que estaría encantado de poder seguir siendo portavoz del Grupo Parlamentario. Me encanta este trabajo y creo que tengo mucho todavía por aportar en el mismo, pero es una preferencia personal. He estado siempre al servicio del partido y el PP ni está obligado a seguir situándome a mí como portavoz del Grupo Parlamentario Popular, ni yo tampoco estoy obligado a aceptar la propuesta que me haga el PP, si ésta es otra.

El presidente del PPCyL ha dicho que nadie tiene seguro el puesto y que tienen que buscar candidatos que ilusionen, ¿supondrá esa llamada de atención una renovación importante?

El PP no está obligado a mantener a nadie en su puesto, ni mucho menos. Queda mucho por ver al respecto. Yo estoy seguro que el PP adoptará la mejor decisión posible y hará la mejor selección de candidatos posible para seguir gobernando en Castilla y León, en los ayuntamientos donde gobernamos y para retomar aquellos que los pactos de izquierda y de izquierda radical nos arrebataron.

Estarían más tranquilos en el partido si Alfonso Fernández Mañueco fuera ya oficialmente el candidato a la Presidencia de la Junta

A mí, personalmente, sí me gustaría. Pero hay que respetar los tiempos, y en política es fundamental para que las cosas se hagan bien. El PP nacional ha entendido que no es el momento aún, no por Castilla y León. Estamos a la espera de que esa decisión se adopte; a mí sí me gustaría que se adoptara cuanto antes, pero creo que es bueno también respetar los tiempos del PP a nivel nacional.

¿Porque no hay duda de que el candidato será Alfonso Fernández Mañueco?

Ninguna.

Print Friendly, PDF & Email

Esta entrada tiene 1 comentario(s).

  1. Jajaj q figura!, la mayor desestabilizacion fue la que infligio su partido al pais en los ultimos tiempos de zapatero.

Los comentarios han sido cerrados.

NOTICIA ABIERTA 01
NOTICIA ABIERTA 03
PUBLI NOTICIA ABIERTA 02
la encuesta

¿Cree que los osos pueden ser fuente de ingresos en la comarca?

Cargando ... Cargando ...
© 2018 Grupo Noroeste En Red. Todos los derechos reservados.