El portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León, José Francisco Martín, criticó hoy el proyecto de presupuestos de la Junta y aseguró que el Ejecutivo autonómico cada vez se aleja más del compromiso de suelo de gasto social que el presidente Juan Vicente Herrera hizo durante su discurso de investidura.
Martín explicó que las partidas de las consejerías de Sanidad, Educación y de Familia no llegan al 80 por ciento del gasto no financiero, por lo que en 2018 se generará un déficit de más de 92 millones de euros, al que hay que sumar 60 millones que se acumulan de ejercicios anteriores.

En este sentido, explicó que las cuentas autonómicas están muy lejos de la propuesta de PSCyL de destinar al suelo de gasto social el 12 por ciento del PIB de la Comunidad, por lo que en 2018, con un PIB que rondaría los 7.600 millones de euros, la diferencia con el proyecto de presupuestos supera los mil millones de euros.
A su vez, insistió que las cuentas del ejecutivo autonómico no compensan el recorte de los gastos entre 2011 y 2018, que cifró en 3.024 millones en el bloque social y en 2.125 millones en la promoción económica.

El portavoz socialista también indicó que son unos presupuestos que nacen hipotecados ya que más del 10 por ciento de los recursos se destinarán a amortización de deuda. Así, explicó que la cantidad de deuda que se amortizará en 2018 se incrementa en 252 millones de euros, lo que supone una subida con relación a las cuentas de 2017 del 27 por ciento.

De esta forma, según Martín, el incremento real del presupuesto no es del 5,5 por ciento tal y como reseñó hoy Juan Vicente Herrera, ya que la mitad de esta subida está destina al pago de deuda, por lo que las operaciones no financieras sólo se incrementan un 3,5 por ciento

A su vez, el portavoz socialista acusó a la Junta de mentir y argumentó que mientras el presupuesto de 2017 se tuvo que retrasar al no conocerse las cuentas del Estado, los presupuestos de 2018 se presentan ahora a pesar de que tampoco se conocen los del Estado. “Mintieron entonces, mienten ahora y mienten siempre”, sentenció.
Las críticas de Martín también fueron para el acuerdo del PP con Ciudadanos, al que se refirió como el partido “calderilla”, y aseguró que los incrementos en Educación y Sanidad para 2018 son menores que los registrados en los últimos presupuestos y como ejemplo indicó que en Educación, donde el presupuesto se incrementa un 7 por ciento este año, en 2015 el incremento fue del 36 por ciento; en 2016, del 29 por ciento, y en 2017 del 40 por ciento.

“Declaración unilateral”

“Estamos ante una declaración unilateral de bajada de impuestos simulada y en diferido”, criticó Martín, que indicó que en el proyecto remitido al CES no parece la rebaja del impuesto de Sucesiones y Donaciones ni el “impuesto radioactivo”. “No sabemos de dónde van a quitar la partida del 8 millones de euros que supone la modificación del impuesto de Sucesiones, ni donde están los 10 millones que, según Herrera, se recaudarán con el impuesto a Garoña”, sentenció.
Por último, Martín acusó a Ciudadanos de firmar unos acuerdos que “perjudican a la Comunidad” y pidió a la formación naranja que deje de ser “cómplice” del sistemático incumplimiento a la hora de ejecutar los presupuestos. Así, aseguró que en 2016 de las inversiones y transferencias de capital que aprobaron las Cortes por valor de 1.488 millones, la Junta dio de baja 247 millones, el 17 por ciento, y del resto no ejecutó 420 millones, el 29 por ciento de lo aprobado.