La Guardia Civil ha mandado este jueves la nota de prensa que esclarece lo ocurrido en el mediodía de ayer miércoles en una sucursal bancaria de Carracedelo. Un hombre, de 34 años, fue detenido como presunto autor de un delito de robo con intimidación después de entrar pistola en mano en la oficina de Caja España de la localidad berciana, tal y como adelantó este medio.

A las 12.49 minutos del miércoles la central de alarmas de la entidad bancaria comunicaba a la Guardia Civil, a través del teléfono de emergencias 062, del atraco. Este hecho habría sido perpetrado por un varón, el cual había amenazado a un empleado de la entidad con un arma de fuego, habiendo sustraído una cantidad monetaria de algo más de 3.000 euros en metálico, huyendo posteriormente del lugar sin causarle lesiones.

Una vez que la Guardia Civil tiene conocimiento de este hecho delictivo, se desplazan hasta el lugar varios efectivos para asistir a la víctima y recoger los primeros indicios del robo de cara al esclarecimiento del suceso.

Mientras tanto, y conforme a los protocolos que la Comandancia de León tiene establecidos para este tipo de supuestos, se procede a establecer un operativo de cierre de vías de comunicación en el perímetro determinado al efecto, por parte de varias patrullas del cuerpo, al objeto de proceder a la detención del supuesto autor de los hechos, a la mayor brevedad posible, teniendo en cuenta la gravedad de lo denunciado.

A través del mencionado operativo, se procede a la localización de una persona que coincide con la descripción física facilitada por el denunciante y que porta una cantidad dineraria en metálico de algo más de 3.000 euros, el cual, en este momento, va desarmado.

Realizadas las investigaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos, se procede a la detención como supuesto autor de un delito de robo con intimidación por parte de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de León, recuperando la totalidad del importe sustraído.

En la tarde del mismo día, al objeto de hallar el arma utilizada, se organiza un dispositivo que da como resultado el hallazgo de la misma, la cual habría sido arrojada en su huída por el detenido.

Del análisis superficial del arma, se comprueba que la misma estaba sin munición y podría tratarse de un arma detonadora (fogeo), a expensas de certificar por la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil.

El detenido, los efectos aprehendidos y las diligencias instruidas, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Ponferrada.