Es uno de los elementos etnográficos más característicos de Caboalles de Abajo: el chozo de pastores ubicado en el paraje conocido como ‘Las Chombas’ en la braña de esta pedanía. Fue allá por el año 2010 cuando desde la asociación de iniciativas culturales de Caboalles, Inculca, se promovió la restauración del chozo; reconstrucción que fue posible gracias a una subvención de más de 3.000 euros concedida por parte del Instituto Leonés de Cultura además de otras colaboraciones económicas de distintos particulares -el presupuesto total ascendió a casi 8.000 euros-.

En las obras de restauración, -colaboraron vecinos del pueblo y miembros de la propia asociación-, se partió desde cero, es decir, se levantaron cimientos nuevos ya que los antiguos no satisfacían ciertas exigencias. Es justo en este mes cuando se cumplen siete años de la finalización de los trabajos de remodelación en el chozo. Desde entonces, este elemento etnográfico ya ha sido reteitado en tres ocasiones. La última de ellas, llevada a cabo también por vecinos de Caboalles y miembros de Inculca, ha finalizado estos días. Y es que es importante colocar una nueva capa de escobas en el techo del chozo con el fin de que soporte el duro invierno.

Pero no solo eso, desde Inculca ya planean cercar el refugio, en próximos días, para evitar que el ganado deteriore la infraestructura. En esta ocasión, las labores se ejecutarán con fondos de la propia asociación que costeará la compra de la madera a utilizar en dicho cercado.

El chozo de ‘Las Chombas’

Se trata de un chozo de pie que no tenía horma de piedra y las ripias se clavaban en forma de círculo sobre el propio terreno. Este tipo de chozo aprovecha mejor la superficie ya que no tiene gruesas paredes de piedra y es más abrigado y caliente que el de horma aunque presenta el inconveniente de que se incendia con facilidad.

Una vez que fue restaurada la estructura del chozo se construyó una cama y se amuebló con utensilios de pastor, conservados por diferentes familias. Ahora sirve de refugio para ganaderos, paseantes, turistas y cazadores.

Labores llevadas a cabo en el chozo durante los últimos días