POLÍTICA ENERGÉTICA

El ministro de Energía afirma que “le sienta mal a la política energética los prejuicios ideológicos”

Asegura que Podemos tiene “posiciones radicales y, en muchos casos, imposibles de realizar” mientras que PSOE y Ciudadanos cuentan con “posturas más moderadas” para buscar “vías intermedias” en política energética
El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, visita Salamanca. / D. Arranz

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, aseguró hoy en Salamanca que “le sienta muy mal a la política energética los prejuicios ideológicos” y recordó en ese sentido que en España ya se hizo “una mala política energética para demostrar unas ideas”, en alusión a las decisiones en esta materia llevadas a cabo por el Ejecutivo presidido por José Luis Rodríguez Zapatero.

A pesar de ello, Nadal mostró su “confianza en la gente que ha tenido representación en un Gobierno” y afirmó que durante la última legislatura socialista hubo intentos de combatir las restricciones iniciales de dicho Gobierno, pero que “deshacer tu propio camino es más difícil a que te lo deshaga otro”, por lo que ahora recibe reconocimientos de que el Ejecutivo del Partido Popular hizo “lo que debíamos hacer”.

Por todo ello, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Política se mostró partidario de “posturas moderadas con las que se puede discutir vías intermedias para lograr un consenso en política energética”, en referencia al propio PSOE y a Ciudadanos, frente a las “posiciones radicales y, en muchos casos, imposibles de realizar” que aseguró plantea Podemos.

Precisamente en ese sentido cifró los “prejuicios contra la energía nuclear” y las protestas contra la posible reapertura de Garoña tras el informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Y es que Nadal aseguró que “es bueno explicar las cosas y ver sus inconvenientes y ventajas” para, después de ello, “abrir un debate” sobre la conveniencia o no de dicha enegía.

También afirmó, con respecto a los coches eléctricos, que son “el futuro” y que aunque se ayuda a la compra, él es más partidario de “apoyar la producción de este tipo de coches en nuestro país”. También se refirió a la instalación de postes eléctricos y al “problema regulatorio” con el que se encuentra el sistema español, manifestando no obstante que “hay que conseguir que la cesión de electricidad sea más fácil”, y concluyendo que “tan importante o más que la reivindicación de las infraestructuras de transporte es la digital y energética”.

10.500 millones al año

En cuanto a la factura de la luz, Álvaro Nadal afirmó que España cuenta con el “coste fijo más caro del mundo” porque en dicha factura se paga “la capacidad de consumo”, que cifró en 7.500 millones al año, y el “coste de las energías renovables”, que valoró en 10.500 millones de euros y que dividió entre la deuda generada por el momento en que se apostó por este tipo de energía durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y por la amortización de dicha deuda.

Así, afirmó que se generó “una bola de nieve” que ahora se paga en unos costes fijos de la factura de la luz para hacer frente a esas “dos hipotecas”, a lo que hay que añadir que “hay gente que busca no pagar su aporte a la deuda común” a través del autoconsumo, del que dijo: “No aumenta la eficiencia energética ni es una forma de ahorro, sino una forma diferente de consumir”.

Por ello, defendió que en política energética las líneas rojas del actual Gobierno son “no permitir ningún coste fijo más ni que unos pasen a otros su participación en los costes fijos”, ya que no se quiere “que la hipoteca que ya tenemos aumente ni que nadie se libre de pagarla”.

Despoblación

También se refirió Nadal a la despoblación y a la búsqueda de la cobertura tecnológica total en 2020 para combatirla. “En despliegue de grandes infraestructuras, las zonas con mayor dispersión de población van las últimas, pero se está haciendo un gran esfuerzo para llegar”, afirmó el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, quien defendió que “con sus defectos, la financiación autonómica da mayor financiación a los que más dispersión tienen”.

Manifestó también su defensa porque “todo el territorio esté poblado para tener ley y orden”, considerando esto “un servicio al conjunto de la Comunidad” que, no obstante, “hay que hacer con un precio adecuado”. Por ello, apostó por “un nuevo modelo de financiación que reconozca y diferencie entre los municipios de población y de territorio” y criticó a aquellos partidos que “hablan de suprimir diputaciones y aunar municipios” porque los consideró “partidos urbanos” frente a formaciones como la suya, el PP, que “apuestan por modelos de articulación administrativa que tienen en cuenta a municipios y zonas con baja densidad de población”.

Economía colaborativa

Por último, Nadal también hizo referencia a la economía colaborativa y, tras mencionar “casos de abusos sexuales y acoso que vienen derivados de este tipo de economía, que son mucho más frecuentes de lo que se piensa”, reconoció “falta de regulación y ordenación”. No obstante, manifestó que el Gobierno trabaja en ello a través de “las normas tributarias, que debemos respetar todos” y que en ese ámbito el Ejecutivo puede “hacer mucho como actividad económica reconocida” que son los modelos de negocio de la economía colaborativa.

Nadal realizó estas declaraciones durante su participación en el Foro ‘Retos de futuro’ organizado por La Gaceta de Salamanca, al que asistieron la delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, y el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Bienvenido Mena, entre otras autoridades.

Print Friendly, PDF & Email