Las cifras son similares al año pasado. Y también se repite el mismo patrón; el número de visitas es muy superior en el mes de agosto que en el mes de julio. Concretamente solo durante agosto se registraron un total de 406 visitas a la oficina de turismo; el resto -140- pertenecen al mes de julio. Un hecho que se sucede, desde siempre, año tras año puesto que agosto es la época estival que más turistas aglutina el municipio de Villablino.

Tal y como ha podido conocer Laciana Digital, los visitantes que acuden a la oficina de Turismo poseen una edad media en torno a los 50 años. Suelen ser habitualmente parejas y familias interesadas en recibir información acerca de rutas de senderismo y montaña aunque algunos de ellos también desean asesorarse acerca de otras comarcas colindantes tales como Omaña y Babia e incluso sobre puntos cercanos de la provincia de Asturias como Cangas del Narcea o Somiedo.

Además, según ha podido constatar este medio de comunicación, los visitantes que han acudido a la oficina de Turismo, este año, procedían mayoritariamente de Madrid, aunque también ha habido turistas ingleses y franceses. 

Cabe señalar que en la oficina de Turismo de Villablino -ubicada en la planta baja del Ayuntamiento de Villablino hasta que finalicen las obras de la nueva sede- los viajeros también reciben información sobre otras de las alternativas turísticas que posee la comarca de Laciana como por ejemplo, la ruta de la lechería de Sosas de Laciana, el Centro del Urogallo de Caboalles de Arriba o el Aula Geológica de Robles de Laciana, entre otros.

El edil de Turismo, Ángel Gutiérrez, ha manifestado que desde el Ayuntamiento de Villablino se está trabajando en ampliar la oferta turística del Valle “y así conseguir que la comarca sea aún más visitada”.

De momento, este verano han sido muchos los establecimientos hoteleros que han colgado el cartel de completo durante el mes de agosto. La visita de los turistas, además, se ha hecho notoria en los supermercados de la zona así como también en los bares y en los restaurantes de Laciana. Y es que la comarca necesita y mucho del turismo.