Todo sobre el Festival del Fisuelo

Mario Rivas se ampara en los informes jurídicos

El primer edil señala que el informe jurídico elaborado por la secretaría municipal insiste en que el acuerdo adoptado entre la comunidad de vecinos de San Miguel y la extinta MSP "es nulo de pleno derecho"

Ante la petición de dimisión al alcalde de Villablino, por parte del PP de Laciana, por la adquisición de fincas a Coto Minero Cantábrico, «obviando la moción aprobada en 2016 por el Ayuntamiento de Villablino», Mario Rivas se basa en los informes jurídicos emitidos por el departamento de Secretaría municipal que subrayan que el acuerdo alcanzado, en 1995, entre la comunidad vecinal de San Miguel de Laciana y la extinta MSP es «nulo de pleno derecho porque esa comunidad vecinal no está reconocida legalmente».

Cabe recordar que el pacto para la ocupación de diversos terrenos del Monte de Utilidad Pública 278 para la instalación de bocaminas, accesos, tendido eléctrico y para habilitar una pista desde el grupo Calderón a la braña de San Miguel, establecía la devolución a la comunidad de vecinos de San Miguel de todas las fincas al terminar las explotaciones mineras.

Fue en el año 2016 cuando se debatió en Pleno, a petición de Izquierda Unida de Laciana, la moción que contemplaba que el Ayuntamiento de Villablino colaborase con las Juntas Vecinales del municipio en la recuperación de los terrenos afectados por las ocupaciones de montes de las que disponía MSP -actualmente Coto Minero Cantábrico-, reclamar a los administradores concursales de CMC la recuperación de terrenos afectados por las ocupaciones en los Montes de Utilidad Pública propiedad del Ayuntamiento, exigir a los administradores concursales de CMC la devolución de terrenos recogidos en el convenio firmado con la representación de la comunidad de vecinos de San Miguel, reclamar la colaboración de la Junta de Castilla y León para esclarecer la situación legal de todas estas ocupaciones de Monte de Utilidad Pública y requerir a los administradores concursales la paralización de cualquier procedimiento de adjudicación, venta, alquiler, usufructo o cesión que afecte a dichos terrenos.

El PP de Laciana considera que, una vez aprobado el texto de esta moción en pleno de 2016, siendo ya Mario Rivas alcalde de Villablino, «el regidor no actuó de una forma muy ética» con la adquisición de las fincas a CMC en la braña de San Miguel. 

Las afirmaciones del alcalde respecto a que el pacto es «nulo de pleno derecho», han sido y son respaldadas, entonces y actualmente, por el departamento de Secretaría del Ayuntamiento de Villablino que ha emitido un informe jurídico. En términos generales dice que «ha de concluirse que los posibles derechos y obligaciones dimanantes de aquellos pactos no vinculan ni afectan al Ayuntamiento, ni ahora ni en el momento de la firma, por tratarse de una entidad por completo ajena a la organización municipal». Desde la perspectiva del ordenamiento jurídico administrativo, sostiene el mismo informe, «constituye una vía de hecho, carente de todo procedimiento y que incurre en nulidad de pleno derecho».

El informe cita además que San Miguel de Laciana, al menos desde el año 1957, se extinguió como entidad local menor, y por tanto «esa representación legal de la comunidad de vecinos en modo alguno puede equipararse a una pedanía o Junta Vecinal, de manera que no tienen validez ni eficacia jurídica las autorizaciones del Monte de Utilidad Pública»

La respuesta al PP de Laciana

Ante la petición de dimisión del PP de Laciana, el alcalde de Villablino se mostró rotundo. No va a dimitir porque «todo está hecho con completa legalidad y no hay ningún procedimiento judicial en marcha contra mi persona». En este sentido, volvió a admitir la adquisición de fincas, por su parte, a CMC durante el proceso de liquidación de la empresa en un «procedimiento abierto que llevaba mucho tiempo en exposición pública».

Además, afirma que el PP de Laciana cuando alude a la moción aprobada en 2016 «lo primero que tendría que hacer es leer esa moción y saber en los términos en los que se pedía y lo que se debatió» porque a su juicio, se está basando en «las difamaciones» que una periodista de un periódico provincial está vertiendo «sobre él y sobre su familia. Un acoso y derribo a nivel personal que lo único que intenta es manchar una imagen y hacer daño. Y ahora se suma el PP».

«El PP -continúa diciendo Rivas- dijo en el pasado pleno de noviembre que pediría mi dimisión cuando hubiera algún procedimiento abierto contra mí, algo que no va a suceder». Al hilo de esto, Rivas advierte que el Partido Popular «no está cumpliendo su palabra porque no estoy inmerso en ningún proceso judicial. De ahí la deslealtad de sus palabras. Dijeron una cosa e hicieron otra. Algo a lo que estamos acostumbrados con el PP».

Por todo esto, el primer edil apunta a que el PP de Laciana «investiga muy poco. Entiendo que puedan estar en campaña y quieran tirar por tierra todo el trabajo y la honestidad de una persona y del gobierno municipal pero deberían hacerlo basándose en hechos acreditados en este Ayuntamiento».

Para finalizar, el primer edil confesó, además, estar, «con la cabeza tranquila y centrada en los asuntos municipales», trabajando en «sacar a este municipio adelante con una gestión óptima de los recursos que tenemos».

Print Friendly, PDF & Email