Allá por el año 1989, aproximadamente, la antigua junta directiva de la empresa Minero Siderúrgica de Ponferrada (antes de la llegada de Victorino Alonso) decidía iniciar la construcción del lavadero de carbón de Villablino. Una infraestructura que contaba con un presupuesto inicial de más de dos mil millones de las antiguas pesetas y que finalmente alcanzó un desembolso de cuatro mil millones. 

Hoy no es más que uno de esos activos mineros que entró en proceso de liquidación bajo la tutela de la administración concursal de Coto Minero Cantábrico aunque todo parece indicar que ya hay una empresa adjudicataria que procederá a su desmantelamiento.

Y precisamente en aras del aprovechamiento de esta infraestructura la plataforma ‘Leitariegos Existe’ se halla inmersa en la redacción de un proyecto basado en la creación de un centro de multiaventura y ocio que daría cabida a un sinfín de actividades como escalada, tiro con arco, piragüismo, rocódromo, tirolina, puente tibetano, patín en línea, skateboard o rápel, además de rutas a caballo o acampadas.

Además, con este plan también se buscará el apoyo económico de las administraciones -Diputación de León y Junta de Castilla y León- que será imprescindible para la consecución del proyecto a través de unas vías de financiación que podrían ir encaminadas a la restauración de las escombreras cercanas al lavadero y la consiguiente reutilización de una zona “muy deteriorada y degradada visualmente por las propias instalaciones mineras y que podría ser empleada para las actividades de multiaventura“, tal y como ha anunciado el portavoz.

Para la elección del lugar donde ubicar este centro de ocio se han tenido en cuenta diversos factores como la propia ubicación del lavadero, “es el epicentro de la ruta verde tanto dirección Caboalles como dirección Villaseca. Está a escasos metros del río por lo que se podría aprovechar ese área para baño y actividades acuáticas aparte de que se encuentra también cerca de la estación de tren; algo beneficioso para el centro de ocio de hacerse realidad el proyecto turístico del Ponfeblino”.

La finalidad del plan es encontrar alternativas para el turismo de verano tomando como ejemplo otros lugares en los que el medio ambiente es el principal reclamo de esas zonas y en las que existen centros de ocio que funcionan excelentemente. De salir adelante la iniciativa sería un complemento indudable a los recursos naturales con los que cuenta la comarca que ayudaría a fijar turistas en el municipio a través de actividades de ocio ofertadas en el propio Valle de Laciana.