La ayuda irá destinada a hijos de residentes en la pedanía, cuyos padres estén en paro, familias en riesgo de exclusión social o extrema necesidad que no hayan percibido ayuda por parte de otros organismos y cuyos ingresos brutos durante el año 2016 hayan sido inferiores a 14.000 euros.

Los encargos se harán en las librerías del pueblo y la Junta Vecinal abonará directamente el importe correspondiente. La asignación será en torno a 150 euros por familia dependiendo de la cantidad de solicitudes.