La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, espera cobrar una parte de los fondos de Coto Minero Cantábrico que la justicia ha reconocido a su favor, como el crédito de 12,3 millones del proceso concursal seguido por un juzgado de Madrid o de las ayudas recibidas y que cuantificó en 19,8 millones, a lo que se unirán los intereses. No obstante, ante las críticas de “mala gestión” de Podemos, sostuvo que se deben respetar los tiempos.

En la sesión de control al Ejecutivo del pleno de las Cortes, el procurador Ricardo López pidió a la Junta que informara sobre el destino de los 12 millones que le corresponden a la Junta de la desaparecida empresa minera, que fue propiedad del empresario Victorino Alonso. Del Olmo explicó que la cifra es de 14,72 millones, a los que se le descuentan los más de dos millones del aval constituido en el Banco Ceiss.

Sin embargo, Ricardo López consideró insuficiente esta cantidad para cubrir los gastos que supondrán la restauración de los cielos abiertos de la comarca leonesa de Laciana, que cifró en 35 millones. También se preguntó por qué la Junta denegó las autorizaciones para explotaciones cuando la compañía minera no había actuado en El Feixolín o en Prágame.

Igualmente, el parlamentario de la formación ‘morada’ apuntó que también se le deberían haber negado las ayudas a la empresa, que aseguró alcanzaron los 50 millones de euros. Además, consideró insuficientes los avales fijados para la actividad minera, a la vista del coste que tendrán las actuaciones de restauración para las arcas de la Junta de Castilla y León.

Además, Ricardo López consideró que de los 12 millones, la Junta solo podrá cobrar cinco millones. Pilar del Olmo defendió que los permisos de Coto Minero son “muy antiguos” porque proceden de otra empresa anterior, lo que también explica el montante de los avales. No obstante, recordó que han ordenado a los servicios territoriales que los fijen de acuerdo al Real Decreto de 2009, modificado en 2012, hasta que se elabore una nueva regulación por parte de las consejerías de Fomento y Medio Ambiente y Economía y Hacienda.

Finalmente, la consejera explicó que la obra de Nueva Julia, en los municipios de Cabrillanes y Villablino (León), se han incluido como acción prioritaria en el Plan Miner 2013-2018, por lo que el Ministerio de Energía podría aportar el 75 por ciento y la Junta, el 25 por ciento restante. Además, Del Olmo remarcó que el Ejecutivo ha defendido los intereses de la administración autonómica en los tribunales.