Fue la propia Junta Vecinal de Orallo quien en el año 2014 solicitó conocer la situación administrativa de las explotaciones mineras de Orallo y de sus concesiones con el fin de determinar los derechos de la entidad local menor sobre los terrenos adquiridos por la antigua MSP y que quedan establecidos como de uso público bajo la titularidad de la Junta Vecinal al haberse finalizado las actividades mineras. Eso sí, tal y como ha matizado el alcalde pedáneo de Orallo, Ángel Nava, la gestión corre a cargo de la propia Junta de Castilla y León.

De este modo, la sección de Minas del servicio territorial de Industria, Comercio y Turismo ha certificado que son en total once las concesiones mineras afectadas por la inactividad de explotación en los cielos abiertos de ‘Fonfría’ y ‘El Feixolín’ -8 pertenecientes a Fonfría y 3 al Feixolín’.