La Diputación cuenta con 50 vehículos para hacer frente a las nevadas

El dispositivo invernal está listo para operar cuando lo requieran las circunstancias meteorológicas
Parque móvil de vialidad invernal de la Diputación de León
Parque móvil de vialidad invernal de la Diputación de León. / LD

La Diputación de León cuenta con una flota de medio centenar de vehículos y un equipo de unas 40 personas para atender cualquier incidencia derivada de las circunstancias meteorológicas durante la temporada de invierno, tal y como señalaron este martes el presidente de la Diputación, Gerardo Álvarez Courel, y el diputado de Infraestructuras, Roberto Aller, durante su visita al Parque Móvil provincial para presentar la campaña de vialidad invernal 2023/2024.

Una campaña para la que, según resaltó Gerardo Álvarez Courel, “la Diputación está preparada para hacer frente a todas las vicisitudes que se puedan dar durante la temporada de invierno” en los “más de 3.300 kilómetros de carreteras de titularidad provincial”. A los medios propios, se sumarán los facilitados gracias a los acuerdos existentes con diferentes ayuntamientos para “poder acometer actuaciones de primer nivel en cuanto se produzca una nevada”.

El responsable de Infraestructuras y vicepresidente de la institución, Roberto Aller, fue el encargado de detallar el dispositivo del que dispone la Diputación para “procurar tener lo más limpias posibles las carreteras” y que “todo el mundo pueda circular con la mayor tranquilidad posible”.

Aller explicó que la institución provincial gestiona más de 3.300 kilómetros de vías, repartidos en 746 carreteras, de los que aproximadamente el 48 por ciento están a más de 1.000 metros de altitud, lo que “dificulta bastante la limpieza”.

Los medios dispuestos dentro del plan de vialidad hoy presentado se disponen en diferentes zonas operativas, como son Montaña de Riaño, Cea/Valderaduey, Alto Porma/Esla Medio, Curueño/Bajo Torío, Luna/Babia Baja, Laciana/Babia Alta, Omaña, La Cepeda, León central, Maragatería, Cabrera y Bierzo.

En todas estas zonas, la Diputación cuenta con diferentes vehículos para atender las situaciones que se puedan producir. Así, de acuerdo con lo detallado por Roberto Aller, en el Parque Móvil de la institución se cuenta con siete unidades operativas de fresas o quitanieves dinámicas y una unidad de reserva, tres vehículos polivalentes, 13 quitanieves de empuje con cuñas y otra en reserva, cuatro ‘pick-up’, una esparcidora de sal y otra destinada únicamente a extender sal por las vías. También se cuenta con 21 unidades para extender fundentes de hielo y una cabeza tractora con góndola. Todo ello se completa con retroexcavadoras, motoniveladoras, furgonetas, todoterreno o turismos.

Por otro lado, la institución mantiene diversos vehículos cedidos por ayuntamientos y mancomunidades como los utilizados en la lucha contra incendios, que se utilizan para asegurar la vialidad en invierno. Concretamente, son cinco vehículos, a los que se suman once quitanieves de empuje, un camión cuña y una fresa gracias a la coordinación con diferentes consistorios.

En lo referido a fundentes, la Diputación tiene tres puntos principales de almacenaje en el Parque Móvil de León, Ponferrada y Astorga, además de las estaciones de esquí de la provincia. De ellos, se tiene previsto abastecer con 360 toneladas de sacos de sal en momentos puntuales a ayuntamientos y mancomunidades para que controlen puntos conflictivos de las carreteras.

Finalmente, en cuanto al personal encargado de efectuar los trabajos, a los que el diputado de Infraestructuras se refirió como “lo más importante”, se trata de 40 personas, para los que quiso trasladar “todo el agradecimiento de la Diputación por su trabajo en momentos difíciles y situaciones complicadas.

Asimismo, la institución provincial está en contacto con otras administraciones para la coordinación de medios en el operativo de la campaña invernal, para lo que participan en las reuniones de coordinación táctica de medios, especialmente ante las activaciones del Plan de Protección Civil por episodios de nevadas.

Roberto Aller depositó su esperanza en que este invierno “haya nieve en la parte alta de la provincia para las estaciones de esquí y la gente que vive del turismo de invierno”, mientras que “las carreteras estén lo más limpias posibles”.

Print Friendly, PDF & Email