Con el fin de reparar los daños causados en el río de San Miguel y en el de Sosas de Laciana -Oracheiro-, fruto del incendio que se registró a mediados de octubre en ambas zonas, la confederación Hidrográfica Miño-Sil llevará a cabo actuaciones de emergencia en los dos cauces “de forma inminente” tal y como ha asegurado este organismo a Laciana Digital.

El objetivo es eliminar los tapones formados por los restos vegetales que cayeron a los ríos debido al incendio, además de retirar los residuos y sedimentos que hayan podido llegar hasta los cauces y que disminuyen su capacidad de desagüe, cortar los ejemplares quemados y con riesgo de caída sobre el río, así como podar aquellos ejemplares dañados pero que presentan indicios de rebrote.

Esta actuación, que será ejecutada por la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil -demarcación a la que pertenece Laciana-, se financiará con fondos que han sido aportados por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. “Solamente en la provincia de León se invertirán 200.000 euros para 4 intervenciones entre las que se encuentran los ríos de San Miguel y Sosas”, según han asegurado desde dicho organismo.

En total se destinarán 1,35 millones de euros para 26 actuaciones -15 en Orense, 6 en Pontevedra, 4 en León y 1 en Lugo- sobre una superficie de más de 28.000 hectáreas. Las áreas de actuación se corresponden con las zonas más afectadas por incendios de extensión mayor de 300 hectáreas.