Todo sobre el Festival del Fisuelo

Compañero, estás equivocado

“Complaciente o cruel,

como quieras tú”

OBUS

 

Estás equivocado, el dinero no debe comprarlo todo. Cuando pagas a una mujer para que te haga lo que tú quieras, o hacer con ella lo que tú quieras, no estás respetando a las personas, en este caso a una mujer. Pero ni siquiera te estás respetando a ti, pues lo haces con fatales secuelas psicológicas, no solo para la mujer prostituida sino para ti, porque esa persona es un ser humano como tú y eso coloca en tu mente a los seres humanos, ¿a qué nivel si se les puede comprar?

Al hacerlo abres una puerta a que el dinero entre a corromper lo que hace la vida digna de ser vivida; la libertad, el buen trato, el compartir sanamente. Si dejamos entrar el dinero en esferas tan íntimas de la integridad humana, ¿qué será lo siguiente? ¿Dónde pondremos el límite?, ¿y si no hay algo que salvaguarde la vida en su esencia?

¿Qué clase de enfermedad mental se instala en la mente humana, qué parte de su mecanismo se rompió para que se haga posible en ella explotar a otro ser humano, utilizarle, dando pie a una rueda en la que pronto podrás ser tú el explotado?

No te engañes, no tienes necesidad de utilizar a otro ser humano para lo que tú quieras, estás equivocado. Todo esto no te ayuda en tu vida; te haces un flaco favor en tu camino a contribuir a que todas las personas disfrutemos de una sociedad más justa, más libre, con mayor fraternidad.

Pronto habremos de estudiar qué parte del cerebro no está funcionando bien para que se instale la falta de respeto al ser humano y a la vida.

Reconocer un error no tiene por qué ser difícil; es parte de sanar tu vida y es aprender de tu pasado para dejarlo atrás.

Sin duda caminamos por una senda de crecimiento hacia un horizonte humano más próspero, hacia la madurez social y emocional, porque ya no podremos dejar de ver este error tan claro.

Margarita Camba Fontevedra.

Print Friendly, PDF & Email