Castilla y León mantiene el liderazgo nacional en turismo rural

También es la autonomía que registra mayor número de viajeros, con 49.935, con un aumento del 1,4% en la tasa interanual

La Comunidad de Castilla y León mantuvo durante noviembre pasado su liderazgo nacional en turismo rural, al alcanzar las 102.976 pernoctaciones, tras subir un 4,3 por ciento con respecto al mismo mes del año 2021. La cifra está muy por encima de las 64.542 de Cataluña, en segunda posición. El número total de viajeros se estableció en 49.395, también en primer lugar a nivel nacional, y la estancia media se sitúa en 2,08 noches, según refleja la Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) recogida por Ical. En el conjunto de España, el volumen de viajeros alcanzó los 246.426, un uno por ciento menos; y las pernoctaciones, las 554.873, un 2,7 por ciento por debajo.

De los visitantes que llegaron a Castilla y León, 46.970 eran residentes en España y el resto (2.425), arribaron procedentes del extranjero. En cuanto a las pernoctaciones, más de nueve de cada diez contabilizadas en la Comunidad fueron protagonizadas por turistas españoles (96.849), y el diez por ciento restante, por extranjeros (6.128).

En Castilla y León, la estancia media en alojamientos de turismo rural fue de 2,08 días, por debajo de los 2,25 en España. A lo largo del mes de noviembre permanecieron abiertos 3.339 establecimientos que ofertaban un total de 29.465 plazas y empleaban a 4.580 personas. La ocupación media por plaza fue del 11.62 por ciento, porcentaje que los fines de semana se incrementó al 30,85 por ciento, mientras que la media nacional se situó en 16,45 y 29,21 por ciento, respectivamente.

Reparto provincial

Por provincias, cuatro de ellas experimentaron una evolución positiva en cuanto al número de viajeros. Así sucedió en Zamora, con un notable crecimiento del 52,4 por ciento, hasta las 3.703 personas, seguida de Segovia, con un 36,3 por ciento más y 10.602 turistas, la única que sobrepasó la barrera de los 10.000. A continuación, Palencia, con un 10,7 por ciento y 2.125 viajeros; y Burgos, con un 2,6 por ciento y 7.254 personas.

Por el contrario, los mayores descensos se dieron en León, con el 30 por ciento de caída, hasta totalizar 3.484 personas; Salamanca y Ávila, ambas con el 18,9 por ciento (4.057 y 7.887, respectivamente), Valladolid, con el 17,1 por ciento menos (2.580 personas), y Soria, con un 1,4 por ciento y 5.278.

En cuanto a las pernoctaciones, crecieron en Zamora, un 43,7 por ciento (hasta las 8.132), en Segovia, un 34,5 por ciento y 18.930 noches, en Palencia, un 23,6 y 4.761; y en Soria, un 10,5 por ciento y 12.523 pernoctaciones. El sabor más amargo alcanzó de nuevo a León, con un 27,7 por ciento de caída, hasta las 7.153 noches. En términos muy similares se situó Salamanca, con un 21,9 por ciento menos que en noviembre de 2021 y 7.099 pernoctaciones. También bajaron en Ávila, un 12,6 por ciento (17.568), Valladolid, un 2,9 por ciento (6.491) y Burgos, un moderado 1,8 por ciento (14.191 noches).

Print Friendly, PDF & Email