Todo sobre el Festival del Fisuelo
SUCESOS

Asier de la Puente, un berciano a escasos metros del atentado de Manchester que se niega a tener miedo

El joven de 31 años vive desde hace uno y medio con su mujer, Nuria Cotarelo, junto al estadio Manchester Arena en el que esta madrugada han perdido la vida 22 personas y más de medio centenar están heridos tras un atentado terrorista a la salida de un concierto. Ambos dormían cuando se produjeron los hechos

El berciano Asier de la Puente y su pareja, Nuria Cotarelo, viven a escasos metros del estadio Manchester Arena en el que se ha producido esta madrugada el atentado terrorista. / EBD

Asier de la Puente es un berciano de 31 años que hasta ayer era tan sólo un español más que abandonó su casa en la comarca para ir a labrarse un futuro a otra ciudad de Europa. Hoy, El Bierzo Digital se ha puesto en contacto con él porque ha vivido de primera mano el brutal atentado terrorista que esta madrugada golpeó Manchester y estremece al mundo. Varias explosiones a la salida de un multitudinario concierto copado por padres, adolescentes y niños se han cobrado la vida ya de 22 personas y se contabilizan más de medio centenar de heridos. Afortunadamente, tanto de la Puente como su mujer, Nuria Cotarelo, vecina de La Rúa, se encuentran sanos y salvos ya que en el momento del atentado se encontraban en su casa, situada a unos cuántos metros del estadio Manchester Arena.

En torno a la una de la madrugada, la mujer del berciano escuchó un fuerte estruendo. Ingenua, en un primer momento culpó a las tormentas primaverales del ruido. Fue una segunda explosión la que desató el miedo de la joven y la llevó a encender la televisión. Asier dormía en ese momento sus últimas horas de sueño antes de levantarse para ir a trabajar. Entraba a las dos de la madrugada pero el despertador no sonó para él. Su mujer lo levantó de la cama con la terrible noticia de que se había producido un atentado al lado de su casa cuando los espectadores del concierto de Ariana Grande se disponían a volver a sus casas.

“Afortunadamente las explosiones se produjeron fuera del estadio. Si hubiesen sido dentro las repercusiones habrían sido mucho mayores ya no sólo porque se habrían producido más muertes por la propia explosión sino porque se habrían producido avalanchas de gente… No quiero ni imaginarlo”, declara en exclusiva de la Puente a este medio. El berciano conoce bien las severas medidas de seguridad en este tipo de eventos ya que él trabaja de manera asidua en el Manchester Arena y otros estadios de similar calado. 

Inmediatamente después de las explosiones la empresa de Asier se puso en contacto con él para que esa noche “por favor, no fuese a trabajar. Que no saliese de casa”, narra. “Lo primero que haces es llamar a todos los españoles que conoces en Manchester, para saber si están bien. Después escribí a mi familia en el Bierzo para que cuando se despertasen y viesen la noticia supiesen que estábamos bien y se tranquilizasen”. La noche ha sido larga para de la Puente y su pareja, que en estos momentos siguen sin poder salir de su casa por motivos de seguridad.”Estábamos más tranquilos porque se ha movilizado incluso al ejército para controlar la situación pero en las últimas horas se ha producido un tiroteo en la calle y por las noticias de las cadenas británicas sabemos que se ha producido al menos una detención incluso han evacuado un centro comercial junto al estadio”, cuenta.

Para fortuna de los jóvenes no han visto la magnitud de la tragedia, los momentos de pánico, de la histeria, de las huidas desesperadas, de los gritos…. porque su vivienda está orientada hacia el lado en el que los espectadores del concierto habían aparcado sus coches. “La gente se fue hacia el otro lado pero sí que tienes esa sensación de incertidumbre y miedo al ver pasar a las ambulancias, sobrevolar a los helicópteros, las luces de la policía…”.

El atentado de Londres puso los pelos de punta a la familia de de la Puente hace ya dos meses, y le pedía que extremase su alerta ante cualquier situación de peligro. Mientras, él los calmaba descartando que se fuese a producir ningún altercado en la ciudad en la que vive desde hace un año y medio, y su mujer tres. “Ayer cuando salimos a dar una vuelta sí que vimos más policía pero simplemente era porque iba a haber un concierto al que se esperaba que iban a asistir muchas personas. Nunca pensé que fuese a pasar esto. Al final he tenido que dar la razón a mi hermano por sus advertencias”.

El estado de alerta ha aumentado en Reino Unido con este atentado y por ende en toda la Unión Europea. La sociedad civil está respondiendo a las peticiones de quedarse en sus casas hasta nueva orden. “No sabemos si hoy iremos o no a trabajar. Esperamos poder salir de casa. Sentimos mucha impotencia por no poder ir a comprar. El centro comercial evacuado es al que voy todos los días a coger lo que necesito. Es nuestra vida”, subrayó. Más que por ir a comprar o hacer vida normal, de la Puente confía en poder salir a lo largo del día de su domicilio al menos para poder acudir al hospital a donar sangre para los afectados.Mi mujer es enfermera, ella hoy está en su día libre, pero si podemos salir vamos a ir al hospital para donar sangre. Yo soy 0 negativo y ahora mismo es del tipo de sangre que más necesitan pero todo el mundo se está volcando, la página web para poder donar sangre está colapsada”, concluye.

Las próximas horas serán claves para conocer el alcance de lo ocurrido y volver a la calma, mientras de la Puente, su mujer, todos los bercianos, españoles, británicos y extranjeros de Manchester seguirán con sus vidas “como si nada hubiera pasado. No podemos dejar que los terroristas huelan el miedo porque eso les daría fuerza”.

Print Friendly, PDF & Email