Asaja León denuncia ante el Fega la reducción de la superficie de pastos para cobrar ayudas de la PAC

La organización agraria envía una carta a la presidenta el organismo, en la que pide que se mantengan los coeficientes anteriores

La Asociación de Jóvenes Agricultores, Asaja de León, denunció ante el Fondo Español de Garantía Agraria la reducción de la superficie de pastos para cobrar ayudas de la Política Agraria Común (PAC), mediante una carta enviada a la presidenta del organismo, María José Hernández Mendoza, en la que pide que se mantengan los coeficientes anteriores.

En dicha misiva, Asaja explica que la superficie más numerosa del terreno agrícola de la provincia de León es la destinada a pastos, que ocupa, con carácter general, toda la franja montañosa al norte y al oeste de la provincia y permite la existencia de un sector ganadero en extensivo que “es la principal actividad económica y un elemento de ocupación y vertebración del territorio”.

Por otra parte, señalan que la incorporación de jóvenes al sector, “en claro incremento en los últimos años”, ha tenido su principal exponente en estas comarcas ganaderas, donde la mayoría de los pastos son propiedad de las entidades locales, mientras que el resto son de “infinidad de propietarios con característica de minifundismo”.

“La incorporación de jóvenes y el necesario incremento de las explotaciones, en unidades de ganado mayor y en superficie pastable, ha hecho que no existan pastos libres y que prácticamente toda la superficie válida esté ocupada y declarada a efectos de las ayudas de la PAC”, expone la organización, que recordó que fue ella la que “ha venido reclamando a las autoridades agrarias y forestales la mejora de los pastos mediante medidas como las quemas controladas y los desbroces” con el fin de poder incrementar la carga ganadera.

Conscientes de que la provincia de León “ha vivido de forma traumática en etapas anteriores la aplicación del Coeficiente de Admisibilidad de Pastos que se aplicaba hasta ahora”, Asaja León detalló que “los pastos no han empeorado en los últimos años, sino que el aprovechamiento más intensivo y las actuaciones de desbroces los han mejorado”, lo que hace que no comprendan “que se haya hecho una revisión de los mismos” y que, en consecuencia de ello, se haya reducido su admisibilidad, como tampoco se entiende que se haya hecho sin dar audiencia a los ganaderos que los utilizan ni a los propietarios de los terrenos.

Con la publicación de las nuevas capas del Sistema de Información Geográfica de Parcelas Agrícolas y una vez que se han podido consular a través del Visor SigPac Nacional, la organización agraria pudo comprobar los valores del nuevo Coeficiente de Subvencionalidad de Pastos que sustituye al anterior. Para su sorpresa, según trasladaron, “se produce una modificación en multitud de parcelas y recintos, siempre a la baja, reduciendo los coeficientes y detrayendo miles de hectáreas de superficie que no va a ser subvencionable”.

Para Asaja, esta situación va a ocasionar un “enorme quebranto económico” a centenares de explotaciones de ganado vacuno, ovino, caprino y equino de la provincia de León, al tiempo que “va a impedir el crecimiento de las explotaciones, va a expulsar a jóvenes incorporados en años anteriores, va a frenar la incorporación de nuevos jóvenes en las áreas de montaña y va a sumir en la incertidumbre y el desánimo a muchos profesionales”.

Por todo ello, le solicitaron a la presidenta del Fega, María José Hernández Mendoza, una rectificación y que en la nueva capa de Sigpac que se ha publicado, en lo referente a Subvencionalidad de Pastos, se mantenga la superficie que se utilizaba desde 2015, mientras que cualquier cambio se deba a criterios objetivos comprobados sobre el terreno por los funcionarios competentes y previa audiencia de los interesados.

Print Friendly, PDF & Email