Quizás sea la muestra más especial que hasta ahora haya expuesto el joven Miguel Ángel Pérez Uría ya que en la pedanía de Caboalles de Abajo se siente como en casa. Es en la iglesia antigua de esta localidad donde el lacianiego ha colgado su talento. Cuadros elaborados en óleo sobre tabla y también en carboncillo. Y es que Pérez Uría maneja a su antojo el mundo del arte. Prueba de su faceta artística son sus cuadros, que se podrán ver hasta el día 7 de enero, en los que plasma a la perfección toda la realidad que le rodea y en los que este genio del pincel y de las técnicas secas refleja su mundo. Un mundo muy ligado al sector del carbón porque este jubilado minero ha dedicado una obra precisamente a dicha temática -de grandes dimensiones, pintada al óleo y en blanco y negro- y en la que se refleja de forma impecable la dureza de la minería. Pero la exposición también da cabida a las dotes escultóricas del joven con varias tallas esculpidas con mimo y esmero.

La exposición viene acompañada, además, de una máster class de carboncillo que tendrá lugar el viernes 15 de diciembre y el sábado 16 de 18:00 a 20:00 horas; oportunidad única para adentrarse en esta técnica de la mano de un joven que ya es todo un artista, y además de Laciana. 

Galería de imágenes