El Consorcio del Ponfeblino cierra filas en torno al tren turístico

Defiende la realidad y la viabilidad del plan tras la resolución provisional del ITJ, que aprueba 4M€ para la recuperación del ferrocarril
Estado actual del túnel entre Palacios del Sil y Cuevas. / ARMF

La presidenta del Consorcio del Ponfeblino Alicia García, el alcalde de Villablino Mario Rivas y el responsable de la empresa ARMF ‘Mantenimiento y Proyectos Ferroviarios S.L’, Manel Ramos, compañía adjudicataria de los talleres ferroviarios de Villablino desde julio de 2021, cierran filas en torno al tren turístico y defienden la realidad y la viabilidad del proyecto tras la resolución provisional del Instituto para la Transición Justa, que aprueba cuatro millones de euros para la recuperación del Ferrocarril Cubillos-Villablino. «Resolución provisional que en unos días será definitiva», recalca Alicia García.

Todos coinciden en señalar el buen estado de conservación de la vía ferroviaria. «El ferrocarril fue construido para llevar grandes cantidades de carbón. Se reparó en los años 90 y tiene una infraestructura capaz de admitir pesos de más de quince toneladas por eje», asegura Ramos.

La presidenta del Consorcio se pronuncia en la misma línea. «Es una línea muy sólida porque soportaba muchas toneladas de carbón. De ahí la calidad que tiene el trazado», independientemente de que en los últimos años «solo se haya hecho el mantenimiento que humildemente han podido llevar a cabo los Ayuntamientos, el Consejo Comarcal del Bierzo, el Consorcio y ARMF, que ha efectuado labores de desbroce y de limpieza».

El trazado, en comparación con el trasiego y el peso que soportaba antes, «es suficientemente capaz de tolerar el transporte de los viajeros en circunstancias de seguridad máximas», apuntó Manel, quien a la vez recordó, que antes de la pandemia su empresa «consiguió llegar hasta Palacios del Sil, sin problema, con la locomotora 1004».

Palmo a palmo -insisten- se ha recorrido y comprobado el estado de la infraestructura ferroviaria, de los túneles y de los puentes. Y todos coinciden en que su conservación «es más que suficiente para la puesta en marcha del Ponfeblino». Aún así García y Ramos apuntan a dos actuaciones concretas como las más importantes y urgentes. Son «el descalce de la vía en la carretera de Librán y el derrabe de pizarra cerca del apeadero de Corbón». También serán necesarias labores de limpieza de cunetas y desbroce general y consolidación de taludes, «además de las otras actuaciones que figuran en el informe técnico», precisa Ramos.

Respecto a los túneles y puentes, Ramos se ha mostrado tajante asegurando que «están en un excelente estado estructural». Concretamente, en el puente del embalse de Las Rozas, el responsable de ARMF afirma que se llevó a cabo una acción urgente para consolidar la pilastra, «a falta de la obra comprometida por la Junta de Castilla y León, para su protección de la ribera del río Caboalles».

El informe técnico

Dieciocho mil euros fueron los que la Junta de Castilla y León otorgó al Consorcio del Ponfeblino para la elaboración del informe técnico que recoge las actuaciones que serán necesarias para la puesta en marcha del ferrocarril.

En su elaboración participó la empresa ARMF. «Se redactó en base a una labor de muchos meses. Se visitó todo el ferrocarril metro a metro y todos sus elementos estructurales para tener una conciencia muy clara del estado en el que se encontraba», y tal y como defiende Manel Ramos, «es un fiel reflejo de la realidad». Palabras que apoya la presidenta del Consorcio Alicia García, «nos tenemos que centrar en esa realidad, no pretendemos engañar a nadie, estamos hablando de hechos», insiste.

Porque tal y como subrayan, ese mismo documento es el presentó el Consorcio a la línea de subvenciones del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. «La resolución en unos días será definitiva y vamos a iniciar las obras. Esto es una realidad», destaca García, al tiempo que pone el acento en el hecho de que «queda demostrado que aquella idea del Ponfeblino, que hace años tuvieron unas personas, no era tan descabellada».

Estado actual del puente de Palacios 2. / ARMF

Concurrencia competitiva

«El proyecto del Ponfeblino lleva coleando desde hace muchos años porque ha pasado por diferentes fases», señala el alcalde de Villablino, Mario Rivas.

El plan, continuó diciendo, ha sido ahora cuando se ha aprobado «dentro de una concurrencia competitiva del Ministerio y el Ponfeblino ha resultado elegido por el Instituto de Transición Justa. No es una promesa de una administración superior ni de una local, es una concurrencia competitiva a la que se ha optado, ha salido adelante y ha sido seleccionado. Es una novedad que nunca se había dado», remarca Rivas, al tiempo que se pronuncia en la misma línea que Ramos y García «es una realidad a través de fondos europeos. Esto no deja ningún tipo de duda».

Los cuatro millones de euros

Tres años es el plazo de ejecución de las obras. Y cuatro millones de euros es la cantidad subvencionada para acometer los trabajos. Cuantía que, tal y como defienden García y Ramos, servirá para poner a circular el Ponfeblino. 

Inicialmente, se llevará a cabo la recuperación de la infraestructura viaria y de los materiales móviles, si bien es cierto, las estaciones y los apeaderos, que son elementos patrimoniales muy importantes, quedan fuera de esta línea de subvenciones. Aún así, la cuantía para reparar las estaciones y los apeaderos y la puesta en marcha del plan de desarrollo comercial del Ponfeblino «no ascenderá a las cantidades imaginativas de las que se está hablando. El ferrocarril necesita una renovación, no una construcción desde cero», matiza Ramos. La intención es optar a otras líneas de financiación para abordar esta segunda fase.

Y dentro de ese plan comercial, la idea es que, tal y como ha explicado el responsable de ARMF, el ferrocarril «funcione regularmente y no solo los fines de semana. Esto no es un capricho de fin de semana porque sería insostenible».

¿Ponfeblino o vía verde?

Ramos y García han incidido en el hecho de que el desembolso económico que supone la recuperación de la vía «es mucho más barato que ejecutar una vía verde. Los números así lo demuestran y se puede hacer el cálculo en cualquier momento», sostiene el responsable de ARMF, quien a la vez defiende que con el Ponfeblino «se protege el patrimonio industrial tanto de la infraestructura como de los vehículos ferroviarios».

Alicia García, por su parte, explica que no es viable la construcción de una vía verde porque «el trazado no lleva veinte años en desuso ni el noventa por ciento de la vía está desmantelada. No lo digo yo, lo dice la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, de quien depende el programa de vías verdes «, termina diciendo.

Últimas reflexiones

Para Rivas, Ramos y García el Ponfeblino es un proyecto tractor y territorial «que permitirá aprovechar un patrimonio cultural, histórico y minero de Laciana y El Bierzo que se debe conservar. Un plan a imagen y semejanza de los que se realizan en muchos países europeos con ferrocarriles que se han vuelto turísticos», puntualiza Manel Ramos.

Un proyecto, insiste el responsable de ARMF, que, además de contar «con la simpatía y el trabajo realizado por la Junta de Castilla y León, que es imprescindible, ha sido apoyado por el presidente del Consejo Comarcal del Bierzo y los alcaldes de Ponferrada, Cubillos, Toreno, Páramo del Sil, Palacios y Villablino». Ninguno de ellos, asegura Ramos, «desmerece este plan. Independientemente de los colores políticos, han sabido unirse. Es una prueba de que cuando el territorio trabaja en común, salen las cosas adelante».

En el mismo sentido se pronunció la presidenta del Consorcio del Ponfeblino. «El ferrocarril es un elemento dinamizador de todo el valle y es nuestro deber como sociedad preservarlo y darle un segunda vida para que las generaciones venideras conozcan cuál ha sido nuestra historia».

Por último, según explicó Rivas, el objetivo es «poner sobre la vía una locomotora con unos vagones que cumplan con las características de un tren turístico, adaptado siempre a la normativa vigente. Es el primer paso sobre el que estamos trabajando», admitió. Para finalizar, el alcalde también apuntó a que «hay a quien no le interesa, por discurso político, que las administraciones saquen adelante el proyecto», concluyó diciendo.

Estado actual del paso a nivel de Palacios del Sil. / ARMF
Print Friendly, PDF & Email

10 comentarios en “El Consorcio del Ponfeblino cierra filas en torno al tren turístico

  1. Es natural que el Consorcio “cierre filas” y que el cierre de filas lo aplauda ARFM que es la beneficiaria del asunto. Lo que plantea dudas, serias dudas, es la solvencia del supuesto “informe técnico” que ahora nos dicen que ha costado “dieciocho mil euros” de dinero público y que debería de ponerse a disposición de los ciudadanos para que pudiésemos evaluarlo, de hecho, es nuestro, de nuestra propiedad, ha sido pagado con nuestro dinero.

    La primera noticia – (Diario de León 13 de febrero de 2023) – de esta nueva andanada, la primera noticia del “estudio técnico” ha sido: “Ponfeblino 21.000 visitantes al año y 500.000€ de mantenimiento” , el mismo día y en el mismo “informe técnico” se compara el Ponfeblino con el tren de Soller. Días más tarde – (Diario de León 19 de febrero de 2023) – “La vía del Ponfeblino sangra por 11 heridas …” se hace una evaluación, “metro a metro” se dan unas cifras de dudosa solvencia, ya que no hay ningún proyecto valorado que las soporte, son por no decir otra cosa un croquis a mano alzada, con perdón de los croquis a mano alzada, la misma presidenta, doña Alicia, manifiesta en el Diario de León del día 17 de noviembre que la obra de reparación del descalce del puente de las Rozas ha sido licitado por la JCYL en 250.000€ , en aquella ocasión doña Alicia decía que: “con tres millones la línea quedaría totalmente lista para el paso del tren y hasta se podría arreglar alguna estructura” y pedía que los dineros obtenidos por la posible venta de los vagones se destinaran a la vía, los vagones no tienen novios ni lo tendrán, y veremos si no hay que pagar para que se los lleven.
    En relación a los túneles hay un video en youtube con una circulación completa de un tren de carbón en la que se puede observar el velocímetro de la locomotora que no pasa de 30km/h, señal de que la vía no está en las mejores condiciones, también se habla de que la 1004 ha salido hasta Palacios, mientras que el 29 de septiembre de 2021, en el Diario de León, se decía que: “esta empresa tampoco puede usar la línea ferroviaria para realizar los distintos tipos de comprobaciones…”
    Se dice en esta noticia que la recuperación de la vía es mucho más barata que una via verde, si se hubieran informado y visitado la página : “viasverdes.com” que les recomiendo, habrían podido comprobar que su afirmación no tiene fundamento, de hecho no existe ninguna “Fundación de las vías verdes Españolas”, existe la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, de quien dependen las vías verdes, asi que malamente puede decir nada una fundación que no existe.
    Con todos estos gazapos, debe de comprender el Consorcio, el escepticismo de los ciudadanos y que se insista en la publicación del “informe técnico” que nos ha costado dieciocho mil euros, lo hemos pagado los ciudadanos y tenemos derecho a que se publique, por otra parte, tengo entendido que la valoración de los costes de una obra se hace en un proyecto de ejecución en el que se desglosan, no vale presentar una lista con unos costes que se pueden multiplicar por 10, todos conocemos lo que suele suceder, se adjudican obras por menos de lo que cuestan para más tarde ampliar el presupuesto, lo que se llaman “pujas temerarias”

  2. Veo en esta actuación el futuro de todos los pueblos por donde transita el Ponfeblino y valdrá para dar a conocer este corredor y belleza del valle del río sil y permitirá conocer la cultura histórico y minero de laciana y el Bierzo y patrimonio industrial minero y ferroviario.(tendría que
    tener su salida estación de Ponferrada)

  3. Es natural que el Consorcio “cierre filas” y que el cierre de filas lo aplauda ARFM que es la beneficiaria del asunto. Lo que plantea dudas, serias dudas, es la solvencia del supuesto “informe técnico” que ahora nos dicen que ha costado “dieciocho mil euros” de dinero público y que debería de ponerse a disposición de los ciudadanos para que pudiésemos evaluarlo, de hecho, es nuestro, de nuestra propiedad, ha sido pagado con nuestro dinero.

    La primera noticia – (Diario de León 13 de febrero de 2023) – de esta nueva andanada, la primera noticia del “estudio técnico” ha sido: “Ponfeblino 21.000 visitantes al año y 500.000€ de mantenimiento” , sin tener en cuenta que los 170 trenes turísticos de renfe tuvieron en 2022, solo 23597 viajeros, el Ponfeblino se dispara a los 21000, es poco serio, el mismo día y en el mismo “informe técnico” se compara el Ponfeblino con el tren de Soller. Días más tarde – (Diario de León 19 de febrero de 2023) – “La vía del Ponfeblino sangra por 11 heridas …” se hace una evaluación, “metro a metro” se dan unas cifras de dudosa solvencia, ya que no hay ningún proyecto valorado que las soporte, son por no decir otra cosa un croquis a mano alzada, con perdón de los croquis a mano alzada, la misma presidenta, doña Alicia, manifiesta en el Diario de León del día 17 de noviembre que la obra de reparación del descalce del puente de las Rozas ha sido licitado por la JCYL en 250.000€ , en aquella ocasión doña Alicia decía que: “con tres millones la línea quedaría totalmente lista para el paso del tren y hasta se podría arreglar alguna estructura” y pedía que los dineros obtenidos por la posible venta de los vagones se destinaran a la vía, los vagones no tienen novio ni lo tendrán, y veremos si no hay que pagar para que se los lleven. Dice en esta ocasión doña Alicia que la vía es muy sólida después de decir que se reparó en los años 90, aún está el cartel en la estación de Paramo, desde el 90 al 2023, han pasado 33 años en los que el agua ha hecho estragos en la vía, como el propio Consorcio reconoce.
    En relación a los túneles hay un video en youtube con una circulación completa de un tren de carbón en la que se puede observar el velocímetro de la locomotora que no pasa de 30km/h, señal de que la vía no está en las mejores condiciones, también se habla de que la 1004 ha salido hasta Palacios, mientras que el 29 de septiembre de 2021, en el Diario de León, se decía que: “esta empresa tampoco puede usar la línea ferroviaria para realizar los distintos tipos de comprobaciones…”
    Se dice en esta noticia que la recuperación de la vía es mucho más barata que una via verde, si se hubieran informado y visitado la página : “viasverdes.com” que les recomiendo, habrían podido comprobar que su afirmación no tiene fundamento, de hecho no existe ninguna “Fundación de las vías verdes Españolas”, existe la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, de quien dependen las vías verdes, asi que malamente puede decir nada una fundación que no existe.
    Con todos estos gazapos, debe de comprender el Consorcio, el escepticismo de los ciudadanos y que se insista en la publicación del “informe técnico” que nos ha costado dieciocho mil euros, lo hemos pagado los ciudadanos y tenemos derecho a que se publique. Por otra parte, tengo entendido que la valoración de los costes de una obra se hace en un proyecto de ejecución en el que se desglosan, no vale presentar una lista con unos costes que se pueden multiplicar por 10, todos conocemos lo que suele suceder, se adjudican obras por menos de lo que cuestan para más tarde ampliar el presupuesto, lo que se llaman “pujas temerarias” y claro, corremos el riesgo de que el Ponfeblino sea un «agujero negro», un sumidero de dinero público, dinero que estará mejor empleado en pagar a los médicos para que vayan a Villablino, en mantener los consultorios de los pueblos abiertos y en mejorar las condiciones de vida de los pueblos que están sufriendo el exodo de sus jóvenes que tienen que emigrar porque los listos de siempre, los mismos, han decidido que el Bierzo y Laciana sean un vertedero en el que a los escombros y a la chatarra se les llame de manera rimbombante «patrimonio industrial» y no reivindican nuevas industrias que proporcionen empleos de calidad para nuestros jóvenes evitando asi el éxodo, la sangría permanente desde hace 30 años.

  4. A ver, creo que el que tanto critica y tanto pide es porque nada tiene que ofrecer. Si así hubiese sido, plantearía una alternativa que hubiera sido capaz de atraer a las instituciones, que hubiera entrado en los supuestos del Plan de Transformación, Recuperación y Resilencia o en los Next Generation, que hubiese montado un proyecto consistente, que hubiese optado a un examen de los auditores del Estado, que hubiese pasado el corte del primer examen, que hubiese superado, en concurrencia competitiva a los demás proyectos y que hubiese resultado ganador.
    Algunas insinuaciones, rayan lo jurídicamente tolerable, creo yo, pero él sólo se descalifica porque si tiene un proyecto alternativo lo mejor es hablar de las bondades de su proyecto en lugar de criticar y criticar haciendo insinuaciones carentes de fondo técnico y sentido común sobre otro.
    Respecto a lo de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, si clican ustedes en Google y ponen «FFE Ponfeblino» les saldrá una noticia publicada el 27 de septiembre de 2018 en un diario provincial cuyo titulo dice textualmente» La Fundación de Ferrocarriles Españoles refuta la vía verde en la red de Ponfeblino-Considera una «insensatez» querer levantar el trazado y defiende un marco idóneo para el tren. »
    Esta noticia es de 2018. La propia FFE DESCARTÓ la Vía Verde.
    Este es el nivel de rigurosidad del que tanto critica.
    No hay nada más que añadir.

  5. La Fundación de Ferrocarriles Españoles ha levantado vías con mucha más posibilidades que la del Ponfeblino, yo comprendo que haya personas que les gusten los ferrocarriles, pero el dinero de los Nex Generation es para: «El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, con más de 140.000 millones de euros, traza la hoja de ruta para la modernización de la economía española, la recuperación del crecimiento económico y la creación de empleo, para la reconstrucción económica sólida, inclusiva y resiliente tras la crisis de la COVID, y para responder a los retos de la próxima década» para generar empleos sostenibles, no chiringuitos. En cuanto a la noticia de la máquina, la propia presidenta dice que la empresa beneficiaria, no puede hacer pruebas, debido al estado de la via, la salida hasta Palacios fue una temeridad, la prueba está en que no ha vuelto a salir. El Ponfeblino tiene todas las caraterísticas para convertirse en el superchiringuito además de un agujero negro, un sumidero de dinero público. Hay mucho más que añadir.

  6. Señor Juan, Me encanta cuando se tiran a la piscina sin comprobar la profundidad ni si tiene agua. . .
    Le cito «En relación a los túneles hay un video en youtube con una circulación completa de un tren de carbón en la que se puede observar el velocímetro de la locomotora que no pasa de 30km/h, señal de que la vía no está en las mejores condiciones»
    Viendo que es «experto» en el tema, podía indicar cual es la velocidad máxima del trazado Cubillos-Villablino?? No?? Bueno no pasa nada,
    ya que por lo menos google lo domina algo, le indico que el Museo del Ferrocarril de Ponferrada, tiene a la venta los «Cuadros de Marcha del Ferrocarril Cubillos Villablino» en época de explotación comercial. Ahí le figuran las velocidades y tiempos de circulación según tipo de tren. Le dejo el enlace para que lo adquiera y se documente decentemente por una vez…
    https://www.ponferrada.org/tiendas/es/tiendas/museo-ferrocarril/cuadro-marcha-trenes-ponferrada-villablino
    Y para finalizar, como dice «Hay mucho que añadir» Seguimos deseosos de sus datos, pero que no sean como el citado anteriormente.
    Gracias!

    1. Buenas tardes.

      Voy a tratar de poner algunos datos sobre “la mesa”, especialmente para información de JUAN.

      Las “vías verdes” nacen de una idea de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles imitando iniciativas similares de otros países, con el fin de dar una utilidad diferente a antiguas vías ferroviarias abandonadas.

      Ha habido en favor de ellas mucha propaganda (mas que publicidad), durante larguísimos años. Especialmente cuando RENFE/ADIF tenían la necesidad urgente de “liberarse” de líneas deficitarias y asegurarse de su no retorno (vamos, que nunca volviera a haber trenes circulando por allí).

      Pero se han vendido muchas motos que no tenían ni ruedas, ni motor ni chasis. Y hoy municipios que creyeron que una vía verde traería el maná a sus municipios, ven languidecer sus esperanzas. Máxime cuando existen, como suele suceder, caminos pecuarios y senderos paralelos o convergentes.

      Afortunadamente, a día de hoy, la misma Fundación se ha dado cuenta que no en todos los casos levantar la vía y transformarla en camino es la mejor solución. Al contrario.

      Recuperar el trazado con fines turísticos es la norma en Europa (en algunas cosas, para llegar a Europa, aún necesitamos cruzar los Pirineos).

      En Francia, sin ir muy lejos, son ya más de 50 los ferrocarriles desafectados reconvertidos en turísticos. Y creciendo año tras año.

      Este verano pasado estuve, entre otros, en el de Vivarais.

      La afluencia de personas, en pleno y sofocante agosto, era incesante. El continuo movimiento de trenes de vapor, diesel, automotores y “ferronetas” no menos intenso. Todo junto, perfectamente organizado, en vía única. Con lo que, de trabajo, empleo, movimiento de turistas y hostelería conlleva.

      En nuestro país, por fortuna, el “Ponfeblino” no es la única iniciativa que nace en torno a la recuperación lúdica de líneas abandonadas.

      El Museo del FC de Azpeitia, población con menos de una sexta parte de habitantes que Ponferrada, transportó el año pasado casi 20.000 viajeros en su tren de vapor. Y eso que aún sienten las consecuencias de la epidemia de Covid.

      En Asturias, cuando hay jornada de puertas abiertas o circulaciones de vapor en Gijón, se llena el museo. Y el tren turístico de Samuño (otro antiguo ferrocarril minero) es un completo éxito.

      En Utrillas, que nació como una apuesta “alocada y entusiasta” de los amigos del ferrocarril de Zaragoza, comenzaron moviendo poco mas de dos centenares de pasajeros el año de su bautismo. Apenas con poco mas de un centenar de metros de vía. Como aquello tenía tirón, habilitaron un poco mas de recorrido.

      Hoy, unos años mas tarde, se acaba de restaurar la segunda locomotora de vapor (bajada de un pedestal del pueblo), se han encargado dos coches de pasajeros de bogies para dar respuesta a la demanda de visitantes y se planea la recuperación completa de la antigua explanación: 15 kilómetros. El mismo alcalde, junto al concejal de turismo y el de cultura, nos habló de “bendita la hora” que los amigos del ferrocarril maños se les ocurrió aquella idea. Que ha puesto el pueblo en el mapa, acrecentado el turismo, recuperado la economía y llenado el municipio de foráneos. Y pasan de 3000 los viajeros de su trenillo (en menos de dos lustros, el número de visitantes se ha multiplicado por diez)

      Podríamos hablar también de Rio Tinto. O de los proyectos similares en marcha en Tharsis o Hellín, sin ir más lejos.

      La Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid ha mas que doblado el número de socios desde que empezaron a circular por las vías españolas con sus trenes históricos. Y , en especial el “Tren de los 80”, han sido solicitados por tantas productores de cine que ya son “famosos”: aparecieron en “Julieta“ (Almodóvar), “A todo tren” (Santiago Segura), “Descarrilados” (Fernando García Ruiz) o la serie “Entrevias”, entre muchos otros filmes.

      No voy a dar más la vara con este asunto, pero una vez el proyecto arranque, dejemos que pasen unos muy pocos años. Y entonces, Juan, “si encuentra algo mejor, comprelo”.

  7. Buenas tardes.

    Voy a tratar de poner algunos datos sobre “la mesa”, especialmente para información de JUAN.

    Las “vías verdes” nacen de una idea de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles imitando iniciativas similares de otros países, con el fin de dar una utilidad diferente a antiguas vías ferroviarias abandonadas.

    Ha habido en favor de ellas mucha propaganda (mas que publicidad), durante larguísimos años. Especialmente cuando RENFE/ADIF tenían la necesidad urgente de “liberarse” de líneas deficitarias y asegurarse de su no retorno (vamos, que nunca volviera a haber trenes circulando por allí).

    Pero se han vendido muchas motos que no tenían ni ruedas, ni motor ni chasis. Y hoy municipios que creyeron que una vía verde traería el maná a sus municipios, ven languidecer sus esperanzas. Máxime cuando existen, como suele suceder, caminos pecuarios y senderos paralelos o convergentes.

    Afortunadamente, a día de hoy, la misma Fundación se ha dado cuenta que no en todos los casos levantar la vía y transformarla en camino es la mejor solución. Al contrario.

    Recuperar el trazado con fines turísticos es la norma en Europa (en algunas cosas, para llegar a Europa, aún necesitamos cruzar los Pirineos).

    En Francia, sin ir muy lejos, son ya más de 50 los ferrocarriles desafectados reconvertidos en turísticos. Y creciendo año tras año.

    Este verano pasado estuve, entre otros, en el de Vivarais.

    La afluencia de personas, en pleno y sofocante agosto, era incesante. El continuo movimiento de trenes de vapor, diesel, automotores y “ferronetas” no menos intenso. Todo junto, perfectamente organizado, en vía única. Con lo que, de trabajo, empleo, movimiento de turistas y hostelería conlleva.

    En nuestro país, por fortuna, el “Ponfeblino” no es la única iniciativa que nace en torno a la recuperación lúdica de líneas abandonadas.

    El Museo del FC de Azpeitia, población con menos de una sexta parte de habitantes que Ponferrada, transportó el año pasado casi 20.000 viajeros en su tren de vapor. Y eso que aún sienten las consecuencias de la epidemia de Covid.

    En Asturias, cuando hay jornada de puertas abiertas o circulaciones de vapor en Gijón, se llena el museo. Y el tren turístico de Samuño (otro antiguo ferrocarril minero) es un completo éxito.

    En Utrillas, que nació como una apuesta “alocada y entusiasta” de los amigos del ferrocarril de Zaragoza, comenzaron moviendo poco mas de dos centenares de pasajeros el año de su bautismo. Apenas con poco mas de un centenar de metros de vía. Como aquello tenía tirón, habilitaron un poco mas de recorrido.

    Hoy, unos años mas tarde, se acaba de restaurar la segunda locomotora de vapor (bajada de un pedestal del pueblo), se han encargado dos coches de pasajeros de bogies para dar respuesta a la demanda de visitantes y se planea la recuperación completa de la antigua explanación: 15 kilómetros. El mismo alcalde, junto al concejal de turismo y el de cultura, nos habló de “bendita la hora” que los amigos del ferrocarril maños se les ocurrió aquella idea. Que ha puesto el pueblo en el mapa, acrecentado el turismo, recuperado la economía y llenado el municipio de foráneos. Y pasan de 3000 los viajeros de su trenillo (en menos de dos lustros, el número de visitantes se ha multiplicado por diez)

    Podríamos hablar también de Rio Tinto. O de los proyectos similares en marcha en Tharsis o Hellín, sin ir más lejos.

    La Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid ha mas que doblado el número de socios desde que empezaron a circular por las vías españolas con sus trenes históricos. Y , en especial el “Tren de los 80”, han sido solicitados por tantas productores de cine que ya son “famosos”: aparecieron en “Julieta“ (Almodovar), “A todo tren” (Santiago Segura), “Descarrilados” (Fernando García Ruiz) o la serie “Entrevías”, entre muchos otros filmes.

    No voy a dar más la vara con este asunto, pero una vez el proyecto arranque, dejemos que pasen unos muy pocos años. Y entonces, Juan, “si encuentra algo mejor, cómprelo”.

  8. El señor que lo critica todo, sólo asimila lo que le conviene, lo que no, lo deja pasar cual brizna de paja llevada por el viento. La Fundación de los Ferrocarriles Españoles DESCARTÓ en 2018 la vía verde en el Ponfeblino. Aprovecho para que el maestro de la crítica, la convierta en constructiva y aporte con cifras reales, datos contrastados y proyectos escritos, una propuesta sustitutoria al Ponfeblino. Añada, añada…

Los comentarios están cerrados.